Cedears|19 de abril de 2022

Los mejores Cedears para comprar en la actualidad, según Goldman Sachs

El prestigioso banco de inversión enfatizó en que es momento de rotar hacia "acciones estables".

Por Gonzalo Andrés Castillo

 

Goldman Sachs, el reconocido banco de inversión estadounidense, recientemente publicó una nota para sus clientes en la que desarrolla qué tipos de activos son los mejores para adquirir en este momento dada la volatilidad e incertidumbre actuales.

 

En concreto, el estratega Ben Snider explicó que las "acciones estables", aquellas que tienen una baja valuación y ganancias crecientes, son imprescindibles en la actualidad, ya que brindan seguridad al portafolio.

 

Para el especialista, estas acciones "parecen tener espacio para correr". "Las acciones estables también se negocian con valoraciones poco exigentes, lo que respalda la probabilidad de que obtengan un rendimiento superior si el entorno macroeconómico se vuelve cada vez más desafiante", detalló Snider.

 

A su vez, agregó que las acciones con precios estables y un crecimiento estable de las ganancias generalmente se negocian con una prima de valoración en relación con sus pares más volátiles y con las acciones típicas del S&P 500. "Sin embargo, las valoraciones relativas hoy en día son mucho más bajas de lo que han sido en general durante los últimos años", sostuvo el analista.

 

En el mercado local, estas acciones estables se encuentran dentro del panel de Cedears. Los Cedears o Certificados de Depósito Argentinos son instrumentos que equivalen a comprar acciones que cotizan en el exterior, pero se pueden operar en pesos y siguen la evolución del dólar CCL, por lo que permiten evadir el riesgo argentino y, a la vez, cubrirse de un eventual salto cambiario.

 

En este grupo, siguiendo las recomendaciones de Goldman Sachs, se pueden encontrar empresas muy consolidadas y sólidas que tienen valuaciones "contenidas", como el caso de The Coca-Cola Company, Walmart, Johnson & Johnson, Procter & Gamble, JP Morgan, PepsiCo, Costco, Barrick Gold y muchas otras más.

 

La particularidad es que estos Cedears, además de la baja volatilidad y la alta estabilidad, reparten dividendos periódicamente, lo que ayuda a amortiguar el impacto de una posible crisis económica.