Empresas|12 de octubre de 2021

Tesla, el gigante que no gasta un dólar en publicidad

La compañía de autos eléctricos emplea grandes sumas de dinero a la investigación y desarrollo y no gasta un centavo en publicidad.

Por Simón Salas Seeber

 

El equilibrio de los gastos entre I&D (Investigación y Desarrollo) y publicidad forma parte de la asignación de capital, una decisión que toda empresa debe tomar. Mientras que una mayor inversión en investigación y desarrollo puede mejorar y hacer avanzar la calidad de sus productos o servicios, la publicidad puede dar a conocer y promover el negocio. 

 

Aunque la asignación de capital es vital, un factor que diferencia a Tesla del resto es el propio Elon Musk. Con más de 60 millones de seguidores en Twitter, su enorme popularidad ha contribuido sin duda al reconocimiento de la marca Tesla, que se ha convertido en sinónimo de la revolución de los vehículos eléctricos.

 

Uno de los ejemplos de su marketing gratuito puede ser la siguiente publicación, donde muestra las bondades de su producto a través de la Red Social:

 

 

 

"Con http://Tesla.com/solarroof y la batería Powerwall usted es su propia empresa de servicios públicos. Electricidad limpia y sostenible 24/7".

 

Como confiamos en las personas a las que respetamos, la publicidad "boca a boca" suele ser la mejor campaña de marketing, como se suele decir.

 

En el caso de Tesla, el dicho se vuelve realidad. Según The Visual Capitalist, el fabricante de vehículos eléctricos gasta 0 dólares en publicidad todos los años, a pesar de que en el resto de las compañías automotoras el marketing ocupe un importante lugar en el presupuesto.

 

¿En qué gastan, entonces? Tesla destina aproximadamente 2.984 dólares por automóvil vendido a investigación y desarrollo (I&D), cifra que llega a triplicar lo que otros fabricantes de autos tradicionales dedican al sector.

 

Siguiendo con el presupuesto por vehículo vendido, el gasto de Tesla en I&D por auto es incluso mayor que la cantidad que destinan a I&D por auto tres de los otros fabricantes de automóviles (Ford, GM y Chrysler) juntos.

 

En cuanto a la publicidad, el gasto promedio de las marcas de autos tradicionales es de 495 dólares por vehículo. Por el contrario, Tesla, que técnicamente no gasta nada en publicidad, es considerada como la marca de más rápido crecimiento del mundo, dominando las conversaciones en los medios y redes sociales.

 

Para ponerlo de manera más explícita, Tesla dedica $2.984 por automóvil vendido a la I&D y $0 a publicidad, mientras que el resto de las compañías registran los siguientes montos:

 

Chrysler dedica 784 dólares de los ingresos por cada auto vendido a la investigación y 664 dólares a la publicidad

 

General Motors, por su parte, destina 878 dólares por auto a I&D, y $394 a la promoción del negocio.

 

Toyota, la firma japonesa, dedica $1.063 a la investigación y desarrollo y 454 dólares a publicitar la marca.

 

Ford, por su parte, emplea 1.186 dólares por vehículo vendido a I&D, dejando $468 para marketing.

 

La inversión en investigación y desarrollo parece algo muy sensato. En la actualidad, cada vez es mayor el aumento de las inversiones en el sector de los vehículos eléctricos, del cual se prevé un mercado de un billón de dólares para 2028.