Campo|13 de septiembre de 2021

Punto para Argentina: India importará aún más soja

India comenzará a importar soja genéticamente modificada y esto beneficia a la Argentina.

Por Simón Salas Seeber

 

El Gobierno de la República de la India anunció oficialmente la habilitación para importar harina y torta de soja genéticamente modificadas, la cual será destinada a la alimentación animal.

 

La revista india 'La Gazette', la cual publica de manera oficial las noticias del Gobierno, informó que la nación asiática podrá importar hasta el 31 de octubre de 2021, 1,2 millones de toneladas de harina y torta de soja genéticamente modificada.

 

Las operaciones se realizarán exclusivamente por los puertos de Nahva Sheva (Mumbai) y LCS Petrapole (Calcuta).

 

Esta medida se le suma a la reciente reducción de aranceles de importación en el país asiático. India redujo los impuestos a la importación del aceite de soja y de girasol al 7,5% desde el 15% durante seis semanas.

 

India es el mayor comprador de aceite vegetal del mundo, siendo sus principales proveedores principalmente a Argentina, Brasil, Ucrania y Rusia. A través de estas medidas, pareciera que el Gobierno quiere controlar los precios.

 

Según AgrofyNews, "India satisface más de dos tercios de su demanda de aceite comestible a través de importaciones y ha estado luchando por contener un repunte en los precios locales del petróleo durante los últimos meses".

 

El Ministerio de Relaciones Exteriores, Comercio Internacional y Culto declaró:

 

El comercio bilateral se encuentra en expansión y es superavitario para nuestro país. Argentina es un importante proveedor de aceite crudo de soja, siendo la India el principal destino de los envíos del producto, y es también abastecedor en menor medida de aceite de girasol. En tanto, la apertura del mercado para el envío de productos genéticamente modificados constituye una medida excepcional y significa un cambio en la política india del sector.

 

En efecto, Argentina exportó aceite de soja a la India por más de US$ 2.000 millones sólo en el año 2020, y en los primeros 7 meses del 2021 lleva exportados cerca de US$ 1.746 millones. El promedio de los últimos 5 años muestra exportaciones por US$ 1.762 millones.

 

Desde la Bolsa de Comercio de Rosario creen que con la flexibilizaron los requisitos y la permisión de la importación de harina de soja basada en poroto genéticamente modificado a la India "se espera descomprimir los precios del mercado interno, que han aumentado considerablemente, al mismo tiempo que se busca abastecer de insumos al sector avícola".

 

La República de la India es un aliado fundamental de la Argentina en este mercado, siendo destino de más del 48% del aceite de soja que se exporta desde nuestro país, tomando un promedio de los últimos cinco años.

 

Además, como socio estratégico puede ser clave para la Argentina en el futuro, ya que la India registra una tasa de crecimiento que supera ampliamente a la expansión económica de Estados Unidos, la Unión Europea y América Latina.

 

Según el FMI, en 2021 la India crecerá un 12,5 %, por encima del 8,4 % de China, lo que lo convertiría en el país de mayor crecimiento económico del año en relación a su PBI.

 

En el largo plazo, se espera que la India sea la 2º economía del mundo para 2030, solo superada por China. La creciente innovación tecnológica y capacitación que están gozando los trabajadores indios son dos de los factores que podrían catapultar al país.

 

El embajador de India en Argentina, Dinesh Bhatia, sostuvo recientemente que "hay mucho para abordar entre India y Argentina porque son países muy cercanos, con muchas similitudes y además son dos democracias muy fuertes".

 

El comercio con la India podría traerle aún mayores beneficios de cara al futuro a nuestro país. La nueva medida abre la posibilidad de aumentar las exportaciones argentinas, ya que la demanda de soja que tiene el país asiático debe ser aplacada.