Internacional|19 de julio de 2021

La India ya tiene su primer unicornio cotizando en Bolsa

Zomato, la plataforma india de delivery que vale cerca de 8.6 billones de dólares, sale a la bolsa a través de su IPO

Por Simón Salas Seeber

 

La semana que viene se podrá empezar a comprar acciones públicas de Zomato, cuyo valor se estima que llegará a 8.6 billones de dólares en su debut. Entre los principales inversores encontramos a Morgan Stanley, BlackRock y fondos de inversión indios de algunos de los mayores bancos del país, como State Bank of India, Kotak, ICICI y HDFC.

 

La empresa, respaldada por Ant Group, es la primera start-up tecnológica del país que comenzará a cotizar a través de su IPO (Oferta Pública Inicial). La firma se dedica generar un círculo virtuoso entre clientes, restaurantes y repartidores:

 

"Los clientes utilizan nuestra plataforma para buscar y descubrir restaurantes, leer y escribir opiniones generadas por los clientes y ver y subir fotos, pedir comida a domicilio, reservar una mesa y realizar pagos mientras cenan en los restaurantes. Por otro lado, proporcionamos a los restaurantes asociados herramientas de marketing específicas del sector que les permiten captar y adquirir clientes para hacer crecer su negocio, al tiempo que proporcionan un servicio de entrega de última milla fiable y eficiente".

 

India en auge

El crecimiento del país asiático despierta expectativas en todo el globo. Hans Tung, gerente de GGV Capital, empresa con sede en Silicon Valley que gestiona más de 9.200 millones de dólares, observó: "los emprendedores indios llevan una década construyendo silenciosamente startups, la infraestructura de Internet del país ha mejorado enormemente en ese tiempo y hay un muy buen apetito por las acciones tecnológicas a nivel mundial"

 

En la última actualización de sus Perspectivas de la Economía Mundial, de enero de 2021, el FMI revisó sus proyección de crecimiento del PBI (Producto Bruto Interno) de India, indicando un 11,5% en 2021 y un 6,8% en 2022. Si esas proyecciones se cumplen, la India se convertiría en la gran economía de más rápido crecimiento, robándole el título a China, que la OCDE espera que registre un crecimiento del 7,8% este año natural tras esquivar una recesión en 2020.

 

Ya existe la idea en la mente de los inversores de que India será la próxima China o incluso superior, debido a su economía creciente y su vasta población, factor que genera, naturalmente, mayor mano de obra disponible. En línea con lo mencionado, se espera que la población de la India supere a la de China en esta década y este es tan solo uno de los signos del cambio.

 

¿Superará a China?

En el 2020, el PBI de India fue de 2.314.077M.€, con lo que India se situó como la 6ª economía en el ranking global, aunque, por desgracia, si ordenamos los países que publicamos en función de su PIB per cápita, India se encuentra en el puesto 150, por lo que sus habitantes tienen, según este parámetro, un bajo nivel de riqueza. Sumado a esto, según la OCDE, más del 30% de la juventud de India es NEET (sin empleo, educación o formación).

 

China, por su parte, para el 2020 cerró con un PBI de 12.901.904M.€, con lo que se asentó como la 2ª economía más grande. Análogamente, también posee un bajo nivel de riqueza si medimos el PBI per cápita, ya que pasaría a ubicarse en el puesto 67.

 

Sin embargo, uno de los factores que podría jugar a favor de India refiere a las constantes restricciones del régimen chino. Desde el máximo alcanzado en febrero, China está poniendo freno a sus empresas tecnológicas, llegando a eliminar más de 800.000 millones de dólares de las valoraciones del mercado.

 

Las principales víctimas fueron Didi Global Inc., la cual fue declarada como ilegal por la Administración del Ciberespacio de China (CAC), argumentando que los datos de los clientes se obtenían de forma ilegal y la firma Ant Group Co. de Jack Ma, la cual fue forzada a detener una exitosa oferta pública inicial (IPO) en el último momento y tuvo que pagar una multa de 2.800 millones de dólares por "prácticas monopólicas". 

Esos son algunos de los motivos que sitúan a las tecnológicas indias con alguna ventaja competitiva, aunque tampoco es un país libre de riesgos políticos. Las startups tecnológicas también se enfrentan a un régimen regulatorio cada vez más estricto, con el gobierno local comenzando a tomar medidas contra los minoristas extranjeros, los gigantes de las redes sociales y las empresas de streaming.

 

Invertir en el cambio

En la cabeza de los inversores, las empresas chinas están perdiendo atractivo, ya que no se quiera sumir el riesgo de que los reguladores sigan restringiendo el accionar de las compañías, y van ganando su lugar en las carteras nuevos figuras, como lo son las empresas indias.

 

Vos podés invertir en este mercado indio que está al alza, y las señales indican que esto está recién empezando, a través de Bull Market Brokers.