BCRA|02 de agosto de 2022

Moody’s advirtió que la suba de tasas del BCRA tendrá un “impacto negativo”

De acuerdo a la calificadora crediticia, la suba de tasas perjudicará a las empresas argentinas en la cobertura de intereses para lo que resta del año.

Por Agustín Dirienzo

 

La calificadora de riesgo Moody´s opinó acerca del último incremento de tasas de interés del BCRA (Banco Central de la República Argentina), y concluyó que “tendrá un impacto negativo en la cobertura de intereses de las empresas en el corto plazo”.

 

Es que la semana pasada el BCRA elevó la tasa de política monetaria del 52% al 60%, lo que implica una suba de 800 puntos básicos y es el incremento más fuerte desde 2019. La medida busca paliar los efectos de la inflación y retribuir el ahorro en pesos, llevando a un piso del 61% anual los plazos fijos para personas humanas, y en términos efectivos anuales hasta un rendimiento del 81%.

 

“En línea con los Objetivos y Planes 2022, la autoridad monetaria considera necesario acelerar el proceso de normalización de la tasa de política y del resto de la estructura de tasas de interés de la economía para llevarlas a un terreno positivo en términos reales, de forma de contribuir a preservar la estabilidad financiera y cambiaria", informaba el BCRA el jueves pasado cuando anunciaba la suba de la tasa de referencia. Pero la resolución del Central no fue bien vista por la calificadora crediticia Moody´s, que se expresó en alerta por la falta de liquidez que podría provocar en el sector corporativo y peor aún si “si se continúa en un sendero hacia tasas reales de interés positivas”.

 

Según explicó Pablo Artusso, Ratings Manager de la filial argentina de Moody’s, las tasas anuales de referencia cercanas al 80% implican un declino importante en la liquidez en pesos que impactará en un menor volumen de emisiones en el mercado de capitales local y en un detrimento de los resultados financieros de las compañías. No obstante, el ejecutivo aclaró que este efecto podría verse mitigado ante un nivel de endeudamiento relativamente bajo por parte de las empresas y una adecuada posición de liquidez.

 

En este sentido, el representante de la calificadora de riesgo aseguró que continuarán evaluando las decisiones macroeconómicas que adopte el BCRA en un contexto de cambios e incertidumbre política por la que está pasando Argentina.