Gobierno|03 de agosto de 2021

Martín Litwak: "En Argentina, el que paga todos los impuestos se funde"

Entrevistamos a Martín Litwak, especialista en planificación patrimonial internacional y estructuración de fondos de inversión.

Por Simón Salas Seeber

 

La semana pasada, Mercedes Marcó del Pont, directora de la AFIP, opinó sobre impuestos y generó polémica con sus dichos. En la entrevista, la funcionaria comparó la presión tributaria con la del resto de los países, afirmando que "cuando se mira su presión tributaria se caen esos mitos de que la Argentina es el país con más impuestos del mundo"

 

En una entrevista exclusiva con DolarHoy, le consultamos sobre estos temas a Martín Litwak, fundador y CEO de Untitled, firma dedicada a la planificación patrimonial, y también CEO de Smart Structuring, plataforma de Blockchain que permite almacenar y administrar trusts de manera segura, perpetua y transparente.

 

¿Qué opina de los dichos de Marcó del Pont donde textualmente afirmó que "es un mito que la Argentina es el país con más impuestos del mundo"?

 

Es claramente falso y es evidente que está hablando como funcionaria. En realidad, lo que hay es una manipulación de conceptos. La presión fiscal es una término macroeconómico que tiene en cuenta la relación entre ingresos del estado y el producto bruto; la presión fiscal me dice que porcentaje del producto bruto se recauda vía impuestos. Eso no incluye cuanto le cuesta al pagador de impuestos efectivamente pagarlos, lo cual se denomina esfuerzo fiscal. Es cierto que la presión fiscal no es alta, en los países nórdicos por ejemplo es aún más alta.

 

Para ponerlo claro: Si quiero determinar si alguien es gordo, no puedo mirar solo el peso. Si pesa 90 kg no puedo afirmar o negar que es gordo, tengo que ver cuanto mide. Si mide 1,90, seguramente no lo sea, pero si mide 1,40 ahí sí.. Lo mismo sucede con la presión fiscal. Que sea alta o baja no define nada. El alemán que paga impuestos, por más de que tenga una presión fiscal alta, después le queda para irse de vacaciones, comprarse 3 autos, una segunda casa. Acá, el que paga todo en blanco se funde. Por eso, considero que las declaraciones son ofensivas para los pagadores de impuestos.

 

¿Cuáles son las causas de tanta voracidad fiscal, término que está muy presente en tu libro "Paraísos fiscales e infiernos tributarios"?

 

Hay una mezcla de cortoplacismo en las clases políticas presente en casi todos los países. Cuando los impuestos se crearon fue con el fin de solventar los gastos ordinarios del Estado. Luego, con las guerras y pandemias, por ejemplo, se empezó a recaudar para pagar esos gastos extraordinarios. Poco a poco, desde hace más o menos 100 años, comenzó a considerarse que el Estado como una entidad que debía atender gastos sociales como la jubilación, salud, planes sociales.. luego apareció la redistribución de la riqueza, se empezó a pensar que estaba mal que haya ricos.. ahora llegamos a un nivel más: el Estado beneficia los sectores que cree conveniente a su gusto, como por ejemplo los beneficios fiscales para aquellos que produzcan utilizando energías renovables y las sanciones para la industria del carbón. Si un tipo que vivía hace 200 años se levanta hoy se vuelve a morir. Se están usando los impuestos para fines distintos a los originales.

 

¿Crees que alguna reforma debería hacerse en la Argentina?

 

En primer lugar, el tema de la coparticipación federal es totalmente nocivo y debería suprimirse. Hoy en día, hay provincias que directamente son subvencionadas por otras. Que cada provincia se mantenga sola generaría competencia fiscal entre provincias, lo cual es muy bueno para los consumidores. 

 

Para continuar, en la Argentina hay aproximadamente 180 impuestos, de los cuales tan solo 10 recaudan el 90% del total. Habría que eliminar los otros 170 que no tienen ningún sentido. Luego de eliminar esos, ver cómo es el cálculo de las alícuotas.

 

Específicamente, podemos agrupar a los impuestos en 4 categorías genéricas: Consumo (ej, IVA), Patrimonio (ej, bienes personales), Ganancias y Transacciones (ej, impuesto al cheque). Ningún país exitoso creció con impuestos altos a las transacciones y al patrimonio, porque eso desincentiva el ahorro y, por ende, la inversión. Es el famoso "pan para hoy, hambre para mañana".

 

Los países desarrollados crecieron con altos impuestos al consumo, lo cual incentiva el ahorro, y con el impuesto a las ganancias reales. Por ende, habría que eliminar los impuestos relativos a las transacciones y al patrimonio y manejar una combinación de IVA y Ganancias reales.

 

¿Sos de los que creen que Argentina es un caso perdido o hay esperanza?

 

Sinceramente, y te lo digo con todo el dolor del mundo, estoy más del lado de los que creen que es un caso perdido. No veo de qué manera podría haber un viraje tan fuerte como el que Argentina necesita. Veo un proceso similar al de Venezuela, no en el sentido político e ideológico, sino en lo societario; muchas personas de buen pasar yéndose, mucha juventud con fuerza yéndose. Dentro de 10 años, ¿Quiénes estarán en el país para sacarlo adelante?

 

En un proceso de giro hacia el populismo se van primero los más ricos, luego las grandes corporaciones, sigue la gente de clase media con algunos ahorros y culmina con los más jóvenes. Hoy la gente ya se va más enojada y no piensa en volver.

 

¿Qué beneficios en materia tributaria e impositiva notás donde estás residiendo (Florida, Estados Unidos)?

 

Para empezar, acá (en Florida) tenés un sistema tributario muy simple. En Argentina tenés 25 vencimientos por mes, acá tenés 1 por año. La simpleza del sistema ya es una ventaja. Por el otro, para extranjeros hay muy pocas actividades que pagan impuestos, porque se viene a invertir y promover la economía. Además, hay competencia entre estados, porque si en Florida suben los impuestos, me voy a Texas, y si suben en Texas, me voy a Delaware. Eso es lo que no se da en Argentina por la coparticipación federal.

 

¿Consideras inmoral la evasión de impuestos?

 

Yo creo que no hay relación entre moral e impuestos. Evadir impuestos es directamente ilícito e ilegal. Creo que el principal problema de Argentina es la poca seguridad jurídica. Por eso, pienso que combatir la presión fiscal incumpliendo las leyes no es lo mejor. A mi no me cae simpática la evasión de impuestos, ya que creo que hay formas legales de manejar mejor los activos que le pueden simplificar la vida tributaria a cualquier ciudadano. Otra cosa muy distinta es la elusión fiscal. La evasión es directamente no pagar un impuesto que me corresponde, mientras que la elusión es buscar que no me aplique la regla que obliga a pagar tal o cual impuesto. Lo único ilegal es la evasión.