Gobierno|22 de noviembre de 2022

Inflación: Ropa y Calzado lideran las subas en los últimos 5 años

Un relevamiento de los rubros con mayor aumento de precios en los últimos 5 años indica que prendas de vestir y calzado son aquellos que registraron mayor suba.

Por Adrián Roque Moreno

Redactor. Economista.

 

Un relevamiento privado indicó que en últimos 5 años el rubro de la economía que más aumentó sus precios fue el de las prendas de vestir y calzado. Se trata del Monitor de Precios Relativos que elabora Nadin Argañaraz, director del Instituto Argentino de Análisis Fiscal (Iaraf).

 

“Lo que más se ha encarecido relativamente al resto, en los últimos cinco años, han sido las prendas de vestir y calzado. En los últimos tres años el precio relativo se mantuvo por encima del que había en diciembre de 2017. En efecto, el consumidor promedio tiene que destinar hoy un 31,2% más de otros bienes y servicios para comprar una prenda de vestir que lo que destinaba en diciembre de 2017″, detalló en el informe.

 

Por otra parte, el experto analizó que es la segunda categoría alimentos y las bebidas sin alcohol de bienes que más ha aumentado su precio relativo durante el mismo periodo, detrás de la ropa y el calzado pero en mucha menor proporción.

 

“En los últimos cinco años se han mantenido por encima del precio relativo que tenían en diciembre de 2017, es decir que en la actualidad hay que destinar un 10% más de otros bienes y servicios para comprar un alimento o bebida sin alcohol que lo que se destinaba en diciembre de aquel año”, detalló Argañaraz.

 

Alimentos y bebidas sin alcohol también experimentaron importantes subas, ubicándose en el segundo puesto de los rubros que más inflación tuvieron en los últimos 5 años. 

 

Al mismo tiempo, informe se destaca que el resto de bienes y servicios que servicios que han aumentado su precio relativo respecto a diciembre de 2017 son, en orden decreciente, Transporte, Salud, Equipamiento del hogar y Restaurantes y hoteles.

 

En el extremo opuesto aparece el componente que, entre otros, contiene a los servicios públicos a la vivienda, es decir energía eléctrica, gas y agua, que pasó de un precio relativo de 100 en diciembre de 2017 a uno de 59,2 en octubre de 2022.

 

Los servicios de energía eléctrica, gas y agua tuvieron una caída de precios relativa del 40,8% en los últimos 5 años. 

 

Son los precios de las comunicaciones los que le siguen a los del componente vivienda, con un abaratamiento relativo reflejado en un precio relativo de 68,9 durante octubre de este año.

 

Entre diciembre de 2017 y octubre de 2022 la caída de los precios relativos de las Comunicaciones fue del 31,1%. “Se aprecia primero una tendencia ascendente hasta principios de 2020 (llevaban un 15% de aumento) y luego una caída persistente”, detalló el experto.

 

“Con una inflación promedio anual del 56% en los últimos años, se ha producido un importante cambio de los precios relativos de bienes y servicios que llegan al consumidor final -dijo Argañaraz-, el desafío de bajar la tasa de inflación desde los niveles actuales es paralelo al de reacomodar precios relativos, ya que se requiere una baja sostenible de la tasa de inflación”