Economía|03 de agosto de 2022

Bancos empiezan a limitar los plazos fijos UVA

Tras una inflación récord, las entidades financieras comenzaron a a poner trabas para este tipo de inversión. 

Por Agustín Dirienzo

 

Las consultoras privadas que vaticinan que la inflación de julio y que se dará a conocer la próxima semana por el INDEC (Instituto Nacional de Estadísticas y Censos), será de al menos un 8%, siendo ésta no sólo la inflación más alta del año, sino también de las últimas 3 décadas. 

 

Por esta incertidumbre sobre cómo seguirá la evolución en los precios y ante falta de certezas en materia económica y política, algunas entidades financieras empezar a limitar la colocación de plazos fijos ajustados por UVA, aquellos que dan un rendimiento igual a la inflación más un 1%.

 

Cada vez más eran los ahorristas que estaban eligiendo este tipo de inversión, y es que con una inflación sin techo, los plazos fijos ajustados por UVA parecían destacar por sobre otras opciones. Sin ir más lejos, pese a la última suba de tasas anunciada por el BCRA (Banco Central de la República Argentina), un plazo fijo tradicional ofrece un rendimiento de solo el 61%, un número bastante menor al 75% de inflación interanual que tenemos actualmente. 

 

De modo tal que no sorprende que este tipo de colocación haya crecido un 145% en lo que va del año, llegando por primera vez desde que son una opción de inversión a los 400.000 millones de pesos en stock.

 

Pero parece que estas cifran no podrán seguir en ascenso y es que son varios los bancos que empezaron a limitar el acceso a los plazos fijos UVA. 

 

En algunos casos, la opción desapareció del homebanking, en otros comenzaron a aplicar un tope de 100.000 pesos por DNI, e incluso algunas entidades financieras directamente trabaron todo tipo de operatoria relacionada a los UVA, obligando a los clientes a asistir personalmente a la sucursal para poder acceder a esta alternativa.

 

Recordemos que los bancos en general nunca promocionaron este tipo de inversión, como si hacen con el plazo fijo tradicional. De hecho, tampoco nunca permitieron el uso de este instrumento financiero a las empresas. Aunque en este caso la regulación parece respaldarlos. Según se desprende de la Comunicación "A" 6871 del BCRA, emitida el 26 de enero de 2020, las entidades solo estarían obligadas a ofrecérselos a "personas humanas".

 

Hay cierto malestar en algunos banqueros a que se los obligue a ofrecer los plazos fijos UVA. Un malestar que viene de arrastre por la obligación que pesa sobre ellos de mantener el programa ahora 12 a una tasa del 45%. Por lo que se espera que sean cada vez más los bancos en rebelión.