Opciones Financieras|30 de septiembre de 2021

Opciones financieras: qué son y por qué están ganando tanta popularidad

El acceso a los mercados financieros es cada vez más común para el ciudadano promedio, y algunos de los instrumentos que ganan cada vez más popularidad son los contratos de opciones.

Por Simón Salas Seeber

 

Los contratos de opciones, que solían ser de dominio exclusivo de los operadores expertos, están ahora de moda entre los inversores minoristas habituales.

 

¿Qué son estos instrumentos financieros? Los contratos de opciones esencialmente le dan al inversor el derecho, pero no la obligación, de comprar o vender un valor a un precio predeterminado antes o en una fecha de vencimiento. El principal atractivo reside en que no hace falta desembolsar el monto total en el momento presente si se quiere comprar acciones de una empresa.

 

Existen dos tipos básicos de opciones que se pueden transar: Contrato de opción de compra (call), derecho a comprar a un precio determinado, y el contrato de opción de venta (put): derecho a vender a un precio determinado.

 

Para adquirir una opción de compra o de venta es necesario hacer un desembolso inicial (que se denomina "prima de la opción"), cuyo valor depende, fundamentalmente, del precio que tenga en el mercado el activo que es objeto del contrato, de la variabilidad de ese precio y del período de tiempo entre la fecha en que se firma el contrato y la fecha en que éste expira.

 

Según Cboe Global Markets, 9 de los 10 días de negociación de opciones de compra más activos de la historia se han producido este año.

 

La Options Clearing Corporation reveló que un día promedio del 2021 se intercambiaron un récord de 39 millones de contratos de opciones. Esta actividad comercial representa un aumento del 31% con respecto a 2020 y la mayor cantidad de todos los tiempos desde que las opciones cotizadas comenzaron a negociarse en 1973.

 

Entre lo más elegido por el público de opciones encontramos a Apple (AAPL) y Tesla (TSLA). Según un análisis del Wall Street Journal, las opciones de Apple que se intercambiaron este año acumulan un valor nocional superior a 20.000 millones de dólares.

 

Lo sorprendente es que el valor de los montos operados representa un número mayor al de las acciones, ya que en Apple, por ejemplo, se intercambiaron 12.000 millones de dólares de las acciones de la firma, 8 billones menos que en las opciones.

 

La actividad en Tesla ha sido aún mayor: en 2021 se negociaron diariamente opciones por un valor de 80.000 millones de dólares, lo que representa aproximadamente el cuádruple del valor negociado en sus acciones

 

La creciente popularidad de las opciones entre los inversores minoristas se atribuye, según Investopedia, "a una mayor accesibilidad y conocimiento de las ventajas que aportan. Los inversores pueden utilizar estos instrumentos para apostar eficazmente por la futura dirección del precio de las acciones con un desembolso mucho menor"

 

Hoy en día, los corredores de bolsa online ofrecen acceso a los mercados de opciones de manera mucho más amigable para el ciudadano común. La educación financiera, el alcance del internet y la promoción de la tecnología han contribuido a que este tipo de operaciones se generalice, al igual que el creciente número de fondos cotizados (ETF) y fondos de inversión que utilizan estrategias relacionadas con las opciones para mejorar la rentabilidad de la cartera.

 

Una de las preocupaciones de este auge es la creciente volatilidad que aporta al mercado. Los analistas del sitio previamente mencionado comentan que "cuando los inversores pagan por la posibilidad de comprar acciones a un precio fijo en una fecha posterior, los vendedores de estas opciones compran para cubrir su posición, lo que contribuye a la subida de los mercados. Lo mismo se aplica a las bajadas. Si muchos inversores empiezan a comprar opciones de venta bajistas, podría exacerbar la venta de acciones de la empresa", lo cual desencadena en una fluctuación de precios en un corto período de tiempo.

 

Otro de las contrapartes inevitables es que los inversores principiantes se lancen a este mundo tan solo por el auge en la popularidad de los instrumentos y arriesguen más del capital que están dispuestos a perder. Como siempre decimos, antes de arriesgar tu plata es importante estudiar bien donde se la está colocando y los riesgos que ello implica.