Wall Street|07 de octubre de 2021

Cedears: ¿Es hora de vender?

Presentamos un breve análisis de lo que se viene en el mercado, donde te mostramos cuáles son los Cedears que pueden apreciarse en este contexto macroeconómico.

Por Simón Salas Seeber

 

La situación internacional está sensible, con varias fechas importantes en el horizonte.

 

El 18 de octubre es la fecha en que vence el plazo para pagar la deuda de Estados Unidos. La semana del 18 al 25 del mismo mes presentan balances las tecnológicas y los bancos, rubros cruciales en estos momentos. 

 

El 3 de noviembre la Fed anunciaría el tapering (retirada de los estímulos económicos planteados por la Fed en la economía de los Estados Unidos). Pareciera que la Reserva Federal propone la reducción de la compra de bonos de deuda pública de una manera progresiva para evitar un gran impacto. En diciembre, además, se define el futuro de Jerome Powell, presidente de la Reserva Federal.

 

Luego, la OPEP (Organización de Países Exportadores de Petróleo) celebrará la 22ª Reunión Ministerial el 4 de noviembre. 

 

Contexto

En un exhaustivo análisis del equipo de Research de Bull Market Brokers, Mauro Mazza presentó algunas claves para el inversor que está posicionado en Estados Unidos (muchos a través de los Cedears).

 

El especialista cree que la deuda en USA se va a arreglar, aunque una resolución parcial podría generar en el mercado cierto estancamiento.

 

"Lo importante en el limite de la deuda es el ruido. La propuesta ahora -que será apoyada por los demócratas- es un acuerdo exprés hasta la primera semana de diciembre. Esto implicará la emisión de deuda autorizada por 350 mil millones de dólares. El 4 de diciembre estaremos discutiendo lo mismo. Esta situación no ayuda y podría neutralizar a un mercado alcista estacional que arranca en la segunda mitad de noviembre y se extiende hasta la primera quincena de enero. Ayuda ahora al mercado para evitar un cierre del gobierno y un extremo estrés.. pero el ruido sigue y no es bueno" comentó Mauro. 

 

A su vez, considera que es un buen momento para reducir la exposición en Estados Unidos: "la sugerencia es bajar exposición al menos en 50% en bancos y empresas de tecnología, que podrían ser los más afectados. Ahora viene la temporada de balance y sería sano empezar a bajar previamente exposición". Además, en relación a las inquietudes por el tema que comentamos de la deuda, advirtió: "los bancos están en la 'línea de tiro' ante cualquier evento crediticio americano". 

 

Por su parte, el famoso tapering, que supuestamente se anunciará el 3 de noviembre, tendrá un impacto que puede verse potenciado por la situación energética.

 

Mauro Mazza estima que el tapering "será de 10 mil millones de dólares en esta etapa inicial". Así, la compra mensual se reducirá de 85.000 a 75.000 millones de dólares. No es, por tanto, una caída brusca que desencadene de por sí consecuencias negativas para este incipiente crecimiento económico.

 

Hay otro factor que es más alarmante todavía: "el problema es que esperamos también un shock energético durante noviembre. Si esto ocurre luego de un 'tapering light' podría motorizar un proceso inflacionario en todos los commodities. La situación es grave si se tiene en cuenta este detalle.. porque el shock en el petróleo hasta los 100 dólares arrastrara maíz, soja, trigo... y todo esto es shock inflacionario en alimentos". En definitiva, noviembre es un mes clave para el mercado en general. 

 

Cedears para la ocasión

Además de la sugerencia de reducir la exposición a los Cedears, el analista comentó algunos papeles que podrían desempeñarse de manera óptima en este contexto macroeconómico.

 

Por un lado, tenemos a las dos empresas de turismo Despegar (DESP) y TripAdvisor, (TRIP) vinculadas al cuello de botella que esperamos en el sector a partir de los próximos meses, donde se espera que podría acaecer un "evento similar al que ocurre en el energético y materiales básicos".

 

Con respecto a eso, Mauro comentó que "post pandemia quedó poco en pie de la oferta de turismo original y eso hace que cualquier shock post liberalización que se aceleraría si durante noviembre no vemos rebrotes en el hemisferio norte se haga notar en las comisiones de empresas como Despegar o empresas de experiencia turística como TripAdvisor, que deberá reescribir todo lo que implica hacer turismo porque luego de la pandemia cambió lo que es la experiencia de viajar en sí misma, con hoteles que cerraron, líneas aéreas que abandonaron rutas, restaurantes que ya no existen, etc"

 

En cuanto al sector energético, el Cedear recomendado es Exxon Mobil (XON): "la estrategia en este papel es por el shock petrolero que esperamos por el invierno y para el cual Estados Unidos se está preparando... Con este cuello de botella en Europa, el contagio a Estados Unidos es inminente" destacó. 

 

En cuanto a la estrategia de largo plazo, las sugerencias son Intel (INTC) y Verizon (VZ): "Intel por la necesidad de no depender más de TSMC, que la hace invertir miles de millones de dólares en manufactura en México, para producir chips de generación 30. Con esta producción, Estados Unidos podría repatriar la producción de chips, que actualmente debe importar hasta el 70% de Taiwán. Verizon, por su parte, por el 5g y la infraestructura. La estrategia INTC y VZ es principalmente para resguardo de capital y ajuste por CCL".