Opciones Financieras|30 de diciembre de 2021

Qué es el trading de Opciones

Las opciones son un instrumento financiero que se ha vuelto cada vez más popular y en este artículo repasamos sus implicancias.

Por Simón Salas Seeber

 

El mundo financiero es muy amplio y variado. Dentro de la sección de los llamados "derivados", que son productos financieros cuyo valor depende del valor de otro activo, tenemos a las famosas "opciones". El término opción se refiere a un instrumento financiero que se basa en el valor de activos subyacentes, como pueden ser las acciones de una empresa.

 

Un contrato de opciones ofrece al comprador la oportunidad de comprar o vender -según el tipo de contrato que tenga- el activo subyacente. A diferencia de los futuros, el titular no está obligado a comprar o vender el activo cuando llegue la fecha pactada por el contrato. En línea con eso, cabe aclarar que el contrato tiene una fecha de vencimiento específica en la que el titular debe ejercer su opción. El precio establecido en una opción se conoce como precio de ejercicio o "strike price". 

 

Las partes involucradas, además del broker, son básicamente dos: compradores y vendedores. El comprador paga una prima por los derechos que le otorga el contrato.

 

A su vez, hay dos tipos de contrato: de compra y de venta. Las opciones de compra permiten al titular comprar el activo a un precio determinado dentro de un plazo específico. Las opciones de venta, por su parte, permiten al titular vender el activo a un precio determinado dentro de un plazo específico. Cada opción de compra tiene un comprador alcista y un vendedor bajista, mientras que las opciones de venta tienen un comprador bajista y un vendedor alcista.

 

Dicho fácilmente, la gente compra opciones de compra, o calls, cuando cree que el precio de las acciones subirá antes de la fecha de vencimiento. Las opciones de compra le dan derecho a comprar un activo a un precio inferior al del mercado. Por el otro lado, la gente compra opciones de venta, o puts, cuando tiene acciones de un valor que cree que van a bajar de precio antes de la fecha de vencimiento. Las opciones de venta le dan derecho a vender un activo por encima de su precio de mercado.

 

Repasemos ahora las cuatro tipo de transacciones que se pueden ejecutar desde los distintos ángulos para que quede claro en qué consisten estos productos y cuáles son los incentivos que motivan a la comercialización de los mismos.

 

1) Compra de opciones de compra: Los compradores son alcistas respecto a una acción y creen que el precio de la acción subirá por encima del precio de ejercicio antes de que la opción expire. Si la perspectiva alcista del inversor termina sucediendo y el precio sube por encima del precio de ejercicio, el inversor puede ejercer la opción, comprar la acción al precio de ejercicio e inmediatamente vender la acción al precio de mercado actual, obteniendo así una ganancia inmediata.

 

2) Venta de opciones de compra: La venta de opciones de compra se conoce como redacción de un contrato o "writing a contract". El emisor recibe la comisión de la prima. En otras palabras, un comprador paga la prima al emisor (o vendedor) de una opción. El beneficio máximo es la prima recibida al vender la opción. Un inversor que vende una opción de compra es bajista y cree que el precio de la acción subyacente caerá o se mantendrá relativamente cerca del precio de ejercicio de la opción durante la vida de la misma.

 

3) Compra de opciones de venta: Las opciones de venta son inversiones en las que el comprador cree que el precio de mercado de la acción subyacente caerá por debajo del precio de ejercicio en la fecha de vencimiento de la opción o antes. Una vez más, el titular puede vender acciones sin la obligación de vender al precio de ejercicio por acción indicado en la fecha indicada.

 

4) Venta de opciones de venta: La venta de opciones de venta también se conoce como redacción de un contrato. El emisor de una opción de venta cree que el precio de la acción subyacente se mantendrá igual o aumentará durante la vigencia de la opción, lo que le hace ser optimista respecto a las acciones. En este caso, el comprador de la opción tiene derecho a hacer que el vendedor compre acciones del activo subyacente al precio de ejercicio al vencimiento.

 

Para finalizar, vale la pena resaltar que es doctrina difundida en el sector financiero que las opciones no son recomendables para los principiantes, aunque este año ha sido un récord para los minoristas en el uso de este instrumento financiero: según informó Investopedia, los datos del propietario del Chicago Board Options Exchange y de BATS Global Markets indican que 9 de los 10 días de negociación de opciones de compra más activos de la historia se han producido este año.

 

En parte, los analistas creen que estas opciones son una gran ventaja para los minoristas ya que pueden hacer apuestas más grandes a pesar de no tener la disponibilidad de efectivo necesaria.