Herramientas de inversión|21 de abril de 2021

Análisis Fundamental vs Análisis Técnico

Por Julián Gómez

Certified International Investment Analyst

 

Como es habitual en los artículos publicados semanalmente intento exponer un tema con la profundidad necesaria y el alcance que el formato me lo permite. Siempre intentando destacar mi punto de vista que va de acuerdo con mi visión, por lo tanto, es común que haya discrepancias con las opiniones del público en general y más en este tema que es un tanto controversial ya que existe un dilema entre ambos y poca versatilidad entre los “especialistas” defensores de uno o del otro. Este antagonismo tiene su razón de ser, ya que los preceptos que cada uno adopta son totalmente distintos. Lo que quiero plasmar en este artículo, es que en mi opinión ambos análisis son válidos y complementarios debido a que los dos aportan valor para una correcta toma de decisión. Por lo tanto, vamos a profundizar en los puntos centrales de ambos y luego comentar cómo podemos complementarlos para obtener las ventajas de las que les hablo.

 

Ambos análisis son válidos y complementarios debido a que los dos aportan valor para una correcta toma de decisión.

Análisis Fundamental

Es el estudio del fundamento del valor de los activos financieros, utilizando principalmente los principios de cálculo financiero y los conceptos de Finanzas Corporativas. Se enfoca en las causas que originan el valor del activo subyacente, es decir en detectar los parámetros que dan origen al valor técnico demostrable que un activo debería tener. Por supuesto que siempre es apreciación del analista en cuanto a qué variables toma en consideración y cómo les asigna valor para llegar a tal valuación. Lo primero que hay que entender es qué activo financiero se está valuando (¿es una acción, un título de deuda?, etc.). Esto es sumamente importante para poder seleccionar las variables endógenas necesarias para realizar la valuación (no es lo mismo valuar los activos de una empresa petrolera que los de una empresa que se dedica a la comercialización de indumentaria). Al momento de seleccionar las variables intervinientes en el modelo de valuación, no sólo se debe realizar un estudio de la compañía y del sector (análisis micro) sino también se debe complementar con un estudio del Mercado (análisis macro). Es imprescindible contar con los datos necesarios de las variables relevantes para poder realizar el análisis ya que los resultados de las estimaciones dependen de ello. El proceso consiste en calcular los flujos de fondos generados por los activos financieros y descontarlos por una tasa para obtener un valor técnico al momento de valuación. Está muy vinculado con el estudio de la compañía, por eso es muy común, cuando nos enfrentamos a este tipo de análisis, ver ratios financieros / contables que nos brindan datos del potencial que tienen los instrumentos cotizantes en el Mercado. Cabe resaltar que, por definición económica, valor no siempre es igual a precio, por lo tanto, eso genera muchas veces confusión en el lector debido a que por más que el análisis sea correcto, el Mercado (Oferta vs Demanda) no siempre lo convalida. Esto quiere decir que los desajustes hacen que los precios estén desalineados a la valuación que los fundamentos arrojan.

 

 

 

Análisis Técnico

Es una técnica aplicada en el análisis de inversiones bursátiles donde su principal objetivo es el estudio del precio histórico de los activos que cotizan en el Mercado (pasado y presente) para intentar determinar la evolución de los precios futuros. Fue creada a partir de las teorías expuestas por Charles Henry Dow (Periodista y Economista estadounidense, fundador del prestigioso diario económica “The Wall Street Journal”). Utiliza un herramental estadístico representado a través de gráficas para demostrar patrones con el propósito de predecir el movimiento de precios futuros. Sus trabajos se centraban en describir el comportamiento bursátil a través de las observaciones en los movimientos de los precios de los activos que posteriormente fueron compilados y dieron lugar a lo que se conoce como la “Teoría de Dow”. Entre sus principios básicos están:

 

  • Los precios lo descuentan todo
  • Existen tres tipos de tendencias (alcista, bajista y lateral)
  • Las tendencias tienen fases
  • Las confirmaciones se dan por combinación de múltiples indicadores
  • Una tendencia termina cuando hay señales definitivas que lo culminan

Todas las investigaciones que se realizaron a través de la historia se fueron complementando con el estudio de la psicología del inversor (“psicología de masas”), ya que las fuerzas de Mercado “Oferta y Demanda” que mueven los precios, están determinadas por las acciones agregadas de los participantes del Mercado que son los que en última instancia determinan el precio de las cotizaciones. 

 

 

 

¿Cómo logramos complementarlos?

En mi opinión, complementar ambos análisis es completar las causas con las consecuencias. Con esto quiero resaltar que el conocimiento es lo que nos dará mayor valor en el análisis y, por consiguiente, mejores probabilidades de tomar buenas decisiones de inversión. Para ejemplificar, si sólo tuviéramos en cuenta el precio objetivo a través de un análisis técnico y no supiéramos que la empresa emisora del activo tiene presentación de resultados trimestrales, puede que nuestra estrategia sea mal ejecutada frente a un escenario adverso o una posible toma de ganancias como es habitual en el Mercado.

 

El conocimiento es lo que nos dará mayor valor en el análisis y, por consiguiente, mejores probabilidades de tomar buenas decisiones de inversión.

Además, es importante ahondar en el precepto de que el “precio lo descuenta todo”, este supuesto asume que los Mercados son perfectos, por lo tanto, los participantes toman decisiones racionales de compra venta con información y expectativas acertadas, pero eso claramente no es así. Desde ya existen fallas y esa es una de las razones más importante para entender por qué existen disociaciones en los valores técnicos entre ambos análisis al momento de estimar el precio futuro de un activo.

 

Para finalizar este artículo quiero decirles a los lectores que siempre valoren sus propios análisis o al menos, si consumen información de operadores y analistas, sean críticos y háganse las preguntas correctas antes de poder tomar una decisión (¿por qué pienso que el precio estará en tal rango?, ¿en qué tiempo conseguirá ese objetivo?, ¿por qué razón el Mercado llevará el activo a ese precio?, etc.) Actualmente existen los que se hacen llamar “expertos” en análisis de inversiones financieras, por el sólo hecho de operar en el Mercado y conocer ciertas técnicas que quizás le fueron redituables en un período determinado. Muy común es observar esta clase de comportamiento en el Mercado de “Criptomonedas”, donde la volatilidad es muy grande, eso quiere decir, con la posibilidad de ganar mucho y perderlo todo. Bueno desde ya sigo insistiendo que hagamos nuestros propios análisis y pongamos mayor atención cuando estemos frente a estas situaciones, porque como dice sabiamente el dicho “cuando la limosna es grande, hasta el santo desconfía”.