Finanzas personales|25 de agosto de 2021

Paso a paso: cómo ahorrar para llegar a fin de año

Para terminar el 2021 con una sólida situación financiera, es necesario llevar a cabo una serie de tareas basadas en los principios fundamentales de las finanzas personales.

Por Gonzalo Andrés Castillo

 

En pocos días se termina agosto. Esto quiere decir que estamos a casi cuatro meses de finalizar el 2021. Desafortunadamente, esto no siempre es una buena noticia, en especial para quienes no gestionaron correctamente sus finanzas personales en todos estos meses. Si estás dentro de este grupo de individuos, no te preocupes, a continuación, una guía paso a paso para poder llegar a fin de año con una sólida posición financiera.

 

1. Recortá lo gastos (todos)

Sí, parece obvio mencionar este paso, pero no muchas personas están dispuestas a afrontarlo. Si querés llegar bien a fin de año, tenés que recortar todos (todos) tus gastos de ocio. ¿Qué significa esto? Simple: se acabaron Netflix, Spotify, HBO, el gimnasio, la salida con amigos, la comida comprada, las cuentas bancarias premium, todo.

 

Además, es momento de renegociar los contratos de telefonía, internet y demás servicios esenciales. Si una rebaja no es posible, entonces llega el momento de cambiar a un proveedor más barato, aún si esto supone una pérdida de velocidad o calidad.

 

Tras leer esto, seguramente pongas excusas como "esto no es vivir" o "para esto trabajo". Puede ser, pero si uno no llega a fin de año, es preferible sacrificar algunos placeres antes que endeudarse o directamente perderlo todo por no tener nada de dinero. Afortunadamente, para todos los servicios mencionados anteriormente existen reemplazos más económicos (o gratuitos en muchos casos). 

 

2. Pedí un aumento

Si trabajás bajo dependencia, llega el momento de pedir un aumento. En esta instancia, no hace falta mencionar las técnicas para hacerlo, ya que depende de cada situación. Lo realmente importante es buscar aumentar la fuente de ingresos, y pedir una incremento de sueldo es la forma más sencilla de hacerlo. Si sos independiente, tal vez conviene subir ligeramente los precios finales de los productos y servicios ofrecidos.

 

A su vez, también se recomienda investigar acerca de otras alternativas que sean compatibles con el trabajo actual. Por ejemplo, muchos jóvenes profesionales se dedican a dar clases particulares de asuntos que dominen durante los fines de semana. Cuanto más dinero se gane, mejor.

 

Cuando uno tiene la necesidad, es más probable que se busquen fuentes de ingresos alternativas con más perseverancia, por lo que no hay que subestimarse con afirmaciones del estilo "si no encontré hasta ahora, no voy a encontrar" o similares.

 

3. Aumentá la capacidad de ahorro

Con más ingresos y menos gastos, el próximo paso es bastante obvio: ahorrá, ahorrá y ahorrá. Tu principal objetivo tiene que ser acumular la mayor cantidad de dinero posible. De más está decir que tiene que ser resguardado en una moneda dura que no pierda (tanto) valor con el paso del tiempo, como puede ser el dólar, el euro, el franco suizo, etc.

 

Normalmente, la próxima recomendación sería invertir parte de esos ahorros, sin embargo, debido a que el horizonte temporal es muy corto, no existen alternativas que sean lo suficientemente rentables sin arriesgar el dinero.

 

4. Analizá tu situación financiera

Por último, es sumamente importante analizar la situación financiera de cara al futuro. ¿Por qué llegamos a esta situación de emergencia financiera? ¿Qué hicimos mal para tener tan pocos ahorros? ¿Cómo puedo invertir correctamente para incrementar el capital en los próximos años? Todas estas preguntas y muchas más ayudarán a que en el futuro no tengas que "reducir tu calidad de vida" para llegar a fin de año con una estable posición económica.