Inversión|19 de octubre de 2021

Los inversores argentinos no salen del corto plazo

Los fondos de inversión en Argentina casi no invierten en acciones. Hoy te cuento qué pasa en el resto del mundo y qué significa esto para tus finanzas.

Por Matías Daghero

Agente Asesor Global de Inversión, Presidente de @closingbelladv

 

Nuestro país parece siempre ir en contra de la corriente. Y no de una forma buena. Mientras el mundo no para de sacar gente de la pobreza, cada vez tenemos más pobres. Lo mismo ocurre con la inflación, un problema que está resuelto en gran medida en el mundo, más allá de algunos rebrotes puntuales.

 

Como no podía ser de otra manera, pasa lo mismo con las inversiones. Si vemos la composición de los fondos de inversión del mundo, según un análisis de PPI Research, la principal tenencia es renta variable, con el 46%. En el mercado más desarrollado del mundo, Estados Unidos, esto sube a un 59%. En cambio, en Argentina los fondos de inversión sólo tienen el 2% en acciones.

 

Abajo se puede ver la composición detallada en cada caso:

 

 

El país del corto plazo

Como podés ver arriba, fondos money market (mercado del dinero en español) son la principal tenencia en la cartera de los fondos argentinos, con un 49%. Estos fondos se eligen para colocaciones de muy corto plazo que puedan proporcionar liquidez inmediata. Por supuesto que con ese tipo de inversiones el rendimiento es muy bajo y en nuestro país ni siquiera compensan a la inflación. Es decir, no son inversiones en el sentido de que te sirvan para aumentar tu capital a largo plazo.

 

Esto se da porque en Argentina poca gente se anima a realizar apuestas a largo plazo, que son las que permiten crecer. La falta de educación financiera, sumada a las constantes crisis y mal desempeño de las acciones argentinas, ocasionan que en nuestro país casi no se invierta en acciones.

 

Un mercado cada vez más chico

Un inversor estadounidense invierte casi un 60% de su capital en acciones, a diferencia de un inversor argentino que sólo tiene un 2% de su cartera en renta variable. Esto genera que el potencial de crecimiento de su capital sea muy bajo.

Dejame que te explique por qué.

 

Cuando uno invierte en acciones, se está haciendo socio del negocio de una empresa. Hace muchos años, uno debía tener un gran capital para comprar parte de una compañía y participar de sus ganancias. La globalización y las innovaciones tecnológicas de los últimos años han hecho posible que cualquier persona pueda comprar una porción de una empresa y beneficiarse de su crecimiento.

 

Viendo esto parece inexplicable que los inversores argentinos no compren más acciones. Pero en realidad no es cuestión de salir de los money market y largarse a comprar acciones argentinas. Esta diferencia en el comportamiento de los inversores tiene su lógica si pensamos que no es lo mismo invertir en acciones argentinas, que están en un piso histórico y nunca terminan de repuntar, que ser inversor en acciones de una economía pujante como la de Estados Unidos.

 

Para que te des una idea, el índice S&P 500, que nuclea a las 500 empresas más grandes de los Estados Unidos, subió un 316% en los últimos 20 años mientras que el índice Merval, que está compuesto de las principales acciones argentinas, está en los mismos valores de hace casi 20 años.

Además, las acciones estadounidenses son mucho más resistentes a las crisis. En la crisis de marzo del año pasado, el S&P 500 llegó a caer un 12% en un día, acumulando un 34% en su punto más bajo. En cambio, luego de la PASO 2019, las acciones argentinas se desplomaron casi 50% en dólares en un solo día. Después continuaron bajando y nunca se recuperaron desde ese momento. Es decir, una pandemia no fue tan negativa como los acontecimientos políticos de Argentina. No sólo que las acciones estadounidenses tienen mejores rendimientos, sino que estás expuesto a menor volatilidad.

 

La máxima de los mercados de que, a mayor riesgo mayor rentabilidad esperada, parece no aplicar en Argentina.

 

Si bien las acciones estadounidenses, a las que podés acceder desde Argentina con los Cedears, han mostrado mucho mejor rendimiento histórico, antes de invertir en ellas es conveniente que elijas los instrumentos que mejor se adapten a tu perfil. Un asesor idóneo en finanzas puede ayudarte en esa tarea.

 

Las inversiones de los argentinos son un espejo de la realidad que vive el país. El mercado de capitales no ha logrado desarrollarse y predominan las inversiones a muy corto plazo. Utilizando herramientas como los Cedears podemos hacernos socios de las mejores empresas del mundo y beneficiarnos de su crecimiento.