Empresas|22 de julio de 2021

Intel invierte u$d600 millones en Costa Rica en medio de una crisis

La empresa había anunciado inicialmente una inyección de u$d350 millones y no solo la elevo, sino que anunció que contratará 600 trabajadores en lugar de 200. Una gran apuesta para la región.

Por redacción

 

La multinacional estadounidense de tecnología, Intel, aumentó a 600 millones de dólares la inversión propuesta para reactivar la manufactura de microprocesadores en Costa Rica, informó el miércoles la unidad de la compañía en el país centroamericano.

 

Crisis de Microprocesadores

Es difícil imaginar cómo hubiese sido la vida durante la pandemia sin ayuda de la tecnología. Gracias a ella, millones de personas en el mundo pudieron sobrellevar mejor esta situación, que suma ya más de un año presente en el mundo. La población pudo trabajar de manera remota, los jóvenes y niños empezaron a estudiar a distancia y, en general, la gente puede entretenerse sin salir de casa.

 

La población pudo trabajar de manera remota, los jóvenes y niños empezaron a estudiar a distancia y, en general, la gente puede entretenerse sin salir de casa.

Las cuarentenas impulsaron las ventas de computadoras y otros dispositivos de manera exponencial, mientras que las empresas de tecnología no podían hacer frente a esta demanda. Las grandes compañías del sector llevan varios meses enfrentando a un enemigo silencioso que crece con el tiempo: su capacidad para manufacturar y adquirir todos los componentes necesarios para seguir poniendo a la venta sus dispositivos. Pero, en particular, existe uno cuya fabricación es cada vez más compleja: el microprocesador, ese cerebro, coloquialmente hablando, encargado de dar vida a los dispositivos tecnológicos.

 

Compañías como Ford o Fiat Chrysler, por ejemplo, anunciaron que detendrían temporalmente sus labores debido a este problema, destacando el hecho de que, según la consultora Axius, hasta 700,000 autos pudieran llegar a dejar de producirse por esta situación. Las firmas de videojuegos también han acusado problemas. PlayStation, propiedad de Sony, señaló que, a pesar de la alta demanda que han registrado por sus consolas, no han podido incrementar su producción por falta de procesadores.

 

El tema ha generado tanto ruido que ya hasta ha sido abordado por el presidente de Estados Unidos, Joe Biden, quien señaló que daría seguimiento puntual al tema, buscando aportar a la solución de la crisis en curso.

 

Intel responde a la demanda

La intención de acelerar la infraestructura para ensamble y atender la alta demanda mundial de chips llevó a la transnacional a elevar la inversión anunciada en diciembre de 350 millones de dólares y triplicar hasta 600 la cantidad de nuevos empleos previstos.

La compañía se instaló en Costa Rica en 1998 y en 2014 suspendió la fabricación de microprocesadores para mantener solo investigación y desarrollo, pero los cambios en el mercado mundial provocaron la reapertura de manufactura en Centroamérica. Ahora emplea a 2.700 personas en Costa Rica y genera trabajo indirecto a 3.800. El presidente del país centroamericano, Carlos Alvarado, celebró la noticia como una reafirmación al clima de inversión en la nación "que brinda las condiciones necesarias para ejecutar procesos complejos, fomentando así la reinversión y crecimiento de empresas". 

 

“Esta es una relación de largo plazo, fundamentada en la alta calidad de nuestro talento humano y en un clima de inversión que brinda las condiciones necesarias para ejecutar procesos complejos, fomentando así la reinversión y crecimiento de las empresas”, enfatizó Alvarado.

 

El crecimiento de las inversiones y la contratación obedece a la decisión de acelerar la rampa de las operaciones de ensamble y prueba para satisfacer la demanda de los clientes de la empresa, así como el crecimiento de las operaciones existentes en el país.

 

Timothy Scott, gerente de Asuntos Gubernamentales de Intel, recordó que inicialmente tenían previsto contratar a 200 personas, pero se decidió aumentar la cantidad. “Hoy Intel Costa Rica emplea a más de 2.700 colaboradores, la misma cantidad que teníamos en 2014, pero con talento humano en áreas más diversas y especializadas, que con sus capacidades y profesionalismo están ayudando a consolidar las operaciones en el país; además se genera empleo indirecto en nuestras operaciones, a cerca de 3.800 personas”, dijo Scott.

 

¿Cómo invertir en Intel?

Inversores de todo el mundo están recomendando a la empresa de microprocesadores como una gran inversión a largo plazo y esta noticia motiva la decisión. Intel cotiza en la bolsa de Nueva York bajo el ticker (NASDAQ:INTC), pero también tenemos la posibilidad de invertir en ella desde Argentina a través de su Cedear (BYMA:INTC). Sólo necesitas una cuenta en un broker local como Bull Market.