Empresas|21 de septiembre de 2022

Acciones de Ford sufren su mayor caída diaria desde 2011

Tras advertencia sobre costos, los inversores no ven con buenos ojos el futuro financiero de la empresa.

Por redacción

 

Las acciones de Ford Motor (NYSE:F) Co. se hundieron más del 12% el martes y significó la mayor caída diaria en más de una década. El impulso se dio después de que el fabricante de autos anunciara que los costos relacionados con la inflación sumarían USD 1.000 millones de dólares extra de lo previsto este trimestre y que la escasez de piezas retrasó las entregas.

 

Como ya habían previsto, el fabricante de automóviles espera ganancias ajustadas cuando informe los resultados el próximo mes. La estimación preliminar está muy por debajo de los USD 3.700 millones que Ford informó el trimestre pasado y los USD 3.000 millones que ganó en el mismo periodo del 2021.

 

Ante esta situación, los inversores no esperaron a mostrar su descontento y las acciones de Ford cayeron incluso antes de la apertura del mercado y teniendo en cuenta que ya habían perdido un 28% en el transcurso del año, ahora acumula una caída en torno al 40%.

 

Ford ahora anticipa que la cantidad de vehículos parcialmente construidos, que describió como “principalmente camionetas y SUV de alto margen”, será de alrededor de 40.000 a 45.000 al final del tercer trimestre, que finaliza el 30 de septiembre. Expresó confianza en que podría completar y vender esos vehículos para fin de año.

 

Sin embargo, el fabricante de automóviles dijo que todavía espera ganar entre US$11.500 millones y US$ 12.500 millones para todo el año, sin cambios con respecto a su pronóstico anterior. Ford “brindará más perspectivas” sobre sus expectativas financieras para 2022 junto con su informe de ganancias trimestrales el 26 de octubre.

 

El fabricante es el último nombre conocido en mencionar las presiones económicas que pesan sobre las operaciones. La advertencia de Ford se produce cuando se espera que la Reserva Federal vuelva a subir las tasas de interés esta semana en la lucha contra la inflación, que se ha moderado poco en los últimos meses.

 

"Parece que en toda la industria, la escasez de semiconductores y componentes puede estar superando la crisis a un ritmo más lento de lo previsto", dijo Emmanuel Rosner, analista de Deutsche Bank (ETR:DBKGn).