Gobierno|16 de julio de 2021

Una Argentina de rumbo oscilante en medio de escenarios complejos

Se dio a conocer una nueva edición del Informe Económico Mensual, que elabora el Departamento de Economía del IAE Business School.

Por redacción

 

Panorama Globlal

Juan Llach, profesor emérito del IAE Business School señala:

 

  • El índice de precios al consumidor en EEUU aumentó 0,9% en junio, tanto en su versión general como en el indicador núcleo, que omite los precios – más volátiles- de energía y alimentos.
  • Es la mayor inflación mensual desde junio del 2008, en el contexto de una desvalorización muy fuerte del dólar.
  • Las tasas de inflación interanual también fueron iguales en ambos índices, 5,4%. Pero anualizando los últimos cuatro meses, el índice general ascendería a 9,1%, una enormidad. 
  • La mayoría de las proyecciones de abril del FMI fueron más optimistas que en enero.
  • En junio pasado el FMI aumentó su proyección de crecimiento de EEUU, de 6,4% a 7%.
  • El mundo crecería 6,0% este año, superando la caída del 2020, y el PIB global en 2021 sería bastante mayor que en 2019, aumentando 7,0% entre 2019 y 2022
  • A la Argentina le iría bastante peor, cayendo 2,4% en ese período, en marcado contraste con la mejora de los países emergentes grandes (9,6%), China (16,7%), los desarrollados (4,5%), y aun Brasil (2%), y sólo superando a países insulares o turísticos, muy golpeados por la pandemia.

 

 

 

Panorama regional

Eduardo Fracchia, Director del Área de Economía del IAE Business School concluye:

 

  • El panorama de la región es alentador para un mundo donde los países centrales siguen con ciertos problemas.
  • Las tensiones sociales expresadas en la calle por un mayor acceso a bienes públicos son para tener en cuenta.
  • Puede haber un giro a la izquierda en esta década, dependiendo de los resultados en los comicios de Brasil donde puede ganar Lula, los de Colombia y Chile.
  • Habrá que monitorear estos procesos políticos y la marcha de la economía.

Panorama económica en la pandemia

Fracchia, reflexiona también sobre el impacto del contexto internacional en nuestro país:

 

  • El contexto internacional le ha jugado una buena partida a la Argentina, al incrementar el precio de la soja, principal fuente de divisas e ingresos fiscales.
  • El déficit de cuenta corriente de la balanza de pagos es razonable en porcentaje del PBI y las mayores exportaciones en valor de soja ayudan.
  • El déficit fiscal primario se viene reduciendo de modo sensible después de los 9 puntos negativos del 2020.
  • Un contexto con bajo crecimiento del crédito, tasas de interés relativamente bajas, tendrá efectos adversos sobre la actividad económica argentina que ya muestra cierta dificultad para rebotar a juzgar por la evolución del Índice de Producción Industrial (IPI) y del EMAE. 

Agitación cambiaria

Federico De Cristo, profesor de la Facultad de Ciencias Empresariales de la Universidad Austral analiza el escenario cambiario argentino:

 

  • La base monetaria (promedio del mes), que hasta mayo solo había aumentado 4,2% en el año, creció a un ritmo más pronunciado en junio y acumula un crecimiento del 11,6% en el primer semestre.
  • Desde julio 2020 en adelante, el BCRA se había manejado con extrema prudencia conteniendo los aumentos de base monetaria al mismo tiempo que intervenía en el mercado bursátil para contener al dólar bolsa desde la disparada del paralelo en octubre 2020.
  • De esta forma, la inflación fue reduciendo el poder adquisitivo de la base monetaria y “quemando” el exceso de emisión. 

Variables económicas

Martin Calveira, investigador del IAE Business School, analiza diferentes variables económicas:

 

Precios:

Dinámica de precios en fase alta ante las tensiones cambiarias.

 

  • La inflación mensual minorista de junio se situaría en 3,2% y acumularía 24,7% en el año. Esto vuelve a evidenciar que la gestión económica no logra resultados favorables en el sentido de una fase de menor ritmo de precios.
  • Las proyecciones de inflación sostienen niveles mensuales altos. El relevamiento de expectativas de mercado (REM) del Banco Central proyecta un mayor crecimiento anual del nivel de precios de 48,2% durante este año.

Actividad económica:

La actividad económica se revierte hacia un escenario recesivo.

 

  • La actividad económica mensual se revierte hacia una fase contractiva. La incertidumbre y tensiones de precios generan un panorama desfavorable para impulsar la recuperación. 
  • Las proyecciones de crecimiento del Producto Interno Bruto (PIB) para este año siguen estando en fase de recuperación. Si bien se espera una recuperación sustancial, continúa siendo de menor nivel respecto a la retracción del año 2020.

Sector fiscal:

Política fiscal que se revierte a un espacio de déficit sostenido.

 

  • Se proyecta que el resultado fiscal se revierta nuevamente al déficit para lo que resta del año. La perspectiva en relación a las erogaciones y los subsidios es que se presenten en un nivel mayor respecto de las proyecciones de ingresos, más aun en un escenario recesivo.
  • El resultado fiscal de los primeros cinco meses del año presentó ciertamente una recuperación respecto al mismo período del año pasado. En efecto, durante el mes de mayo se observó una recuperación del resultado primario conformando un superávit.

Sector externo:

Se sostienen las expectativas de superávit comercial dado el mejor nivel de precios de exportables.

 

  • El resultado de comercio exterior argentino sostiene su desempeño positivo promediando del año. Desde un nivel de precios favorable de los bienes primarios exportables frente a una menor recuperación de la actividad económica  se proyecta un resultado anual positivo.
  • El tipo de cambio real evidenció una disminución promedio mensual de 2,2% en la segunda semana de julio de 2021 (base 2010=1). Tras la nueva apreciación intermensual, se observa una mayor apreciación real respecto al promedio de toda la serie del año 2020.

Sector monetario y financiero:

La política monetaria frente a nuevos riesgos cambiarios.

 

  • La gestión monetaria sostiene una menor emisión por asistencia al tesoro nacional en lo transcurrido del año. Si bien la expansión monetaria se mantiene en niveles menores respecto al 2020, el ritmo de inflación mensual no disminuye.
  • Se presentan objetivos opuestos ante la necesidad de una reactivación económica y arribar a un menor nivel de inflación mensual. La autoridad monetaria no dispone de los instrumentos necesarios para abordar eficazmente ambos objetivos.