Dólar Blue|25 de enero de 2022

La furia del Dólar

El Dólar se tomó una pausa durante diciembre, pero comenzó el 2022 a toda orquesta, marcando récords históricos. ¿El gobierno tiene las herramientas necesarias para frenarlo? ¿Cómo influye el acuerdo con el FMI? Leé hasta el final que te cuento todos los detalles.

Por Miguel Boggiano

MA Economics 2001 University of Chicago. Dedicado a la Asesoría Financiera. CEO de Carta Financiera

 

Argentina, como es sabido, tiene innumerables restricciones de todos los colores. El dólar no está ajeno a estas. Es por eso que los dólares alternativos, los verdaderamente “libres”, han marcado máximos históricos. Ellos son el dólar blue, el MEP y el Contado con Liquidación.

 

El dólar blue se comercializaba a $219 para la venta y ha subido un 5% en los últimos 5 días. El MEP cotizaba a $218, valor inédito para este tipo de cambio. La brecha entre estos dólares y el dólar mayorista (regulado por el BCRA) ya alcanza el 110%, cifra récord desde noviembre de 2020. 

 

Por último, el dólar Contado con Liquidación ya alcanzaba los $227. Esta variante es la que representa cuánto cuesta llevarse un dólar al exterior. Veamos su gráfico:
 

 

 

Si esto fuera una acción, cualquier inversor estaría dispuesto a comprarla. Esto se debe a la clara tendencia alcista que tiene el dólar en Argentina. Cada agachada (apreciación del peso) es una oportunidad para comprar dólares nuevamente.

 

¿Hay posibilidades de que baje el dólar?

Lo que pueda suceder mañana o pasado mañana es sencillamente imposible de predecir. Pero todo hace pensar que no hay ningún argumento a la vista que indique que el peso argentino pueda volver a revalorizarse.

 

Por lo menos hasta que haya cambios estructurales en el país y se resuelvan los graves conflictos económicos: déficit, inflación, brecha cambiaria.

 

La brecha cambiaria es uno de los principales problemas que distorsionan la economía. No genera buenos incentivos, sino todo lo contrario. Ningún exportador quiere liquidar ya que espera una brusca devaluación del dólar oficial. Además, los importadores tienen la suerte de poder hacerlo a un dólar mucho más barato del que el mercado convalida, por lo que tratan de importar todo lo que puedan, mientras hay escasez de billetes verdes.

 

Por otro lado, la emisión monetaria no cesa. El BCRA otorgó en diciembre fondos al Tesoro por casi $700.000M, conocidos como “Adelantos Transitorios”. En una economía que no demanda el peso, más emisión significa presión alcista sobre el dólar. Además, este efecto se potencia teniendo en cuenta que el BCRA tiene la menor cantidad de reservas internacionales del último año, por lo que tiene menos municiones para intervenir y maquillar el valor.

 

El gobierno no da señales positivas en cuanto a un acuerdo con el FMI y el tiempo empieza a correr. El mercado no es amigo de la incertidumbre, y así lo demuestra el dólar en nuestro país.

 

Es sabido que un acuerdo con el FMI es una condición necesaria pero no suficiente para empezar a enderezar el rumbo económico. Un arreglo no solucionaría ningún problema que Argentina tiene de fondo, claro está.

 

El gobierno debería empezar a dar señales positivas y a generar un mejor entendimiento con el fondo. Lo grave de esta situación es que afirman que no están dispuestos a realizar ningún tipo de ajuste. Lo que no saben (o ignoran a propósito) es que, si no ordenan la economía por las buenas, el mercado las ajusta por las malas y a un ritmo mucho mayor.

 

Como si todo esto no fuera suficiente, hay que sumar dos problemas: una cosecha que será floja y un aumento de incertidumbre internacional acerca de lo que hará o dejará de hacer la Reserva Federal para combatir la inflación en los EE.UU.

Para terminar, te quiero invitar a descargar gratis un informe que preparé para que puedas enfrentar la próxima crisis y tengas herramientas para saber cómo ganarle al mercado. Creo que te va a servir muchísimo. Lo podés descargar en este link.