Blockchain|18 de marzo de 2022

La OCDE prepara un marco regulatorio para las criptomonedas

Las autoridades fiscales van a por las criptomonedas.

Por Simón Salas Seeber

 

La regulación de las criptomonedas es algo que los especialistas en impuestos y planificación patrimonial ven como inexorable. El rápido crecimiento y evolución de estos activos digitales ha estado pasando fuera del alcance del Estado, aunque el encuadre regulatorio está cada vez más cerca.

 

Según informaron desde Bloomberg Tax, la OCDE tiene previsto publicar a finales de este mes un proyecto de "marco técnico sobre la notificación de criptoactivos para ayudar a los gobiernos a regular y recaudar impuestos de este sector en auge".

 

Julien Jarrige, asesor de la vía financiera del G-20 en la OCDE, adelantó que este marco sobre criptoactivos de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico incluirá un "modelo de normas técnicas y un comentario redactado para permitir una amplia adopción y, en última instancia, que los países compartan datos entre sí", y agregó que el objetivo es tener el marco final listo para presentarlo al G-20 en otoño.

 

El experto financiero agregó que la propuesta de la OCDE no abordará los tokens no fungibles (NFT), es decir, los activos digitales únicos que se encuentran almacenados en las distintas blockchains, los cuales sirven, entre otras cosas, como certificados de autenticidad tanto para los bienes tangibles e intangibles.

 

Por otra parte, el abogado especialista en impuestos Sahel Assar amplió la noticia diciendo que la OCDE "incluirá definiciones claras de blockchain y criptoactivos, cómo se puede caracterizar la criptodivisa desde el punto de vista fiscal, su estatus legal y las consecuencias fiscales en las diferentes etapas desde la creación hasta la disposición de los criptoactivos", lo cual le brindará mayor claridad tanto a emprendedores como a reguladores.

 

El abogado, que afirma haber seguido de cerca el desarrollo del plan de la OCDE, dijo que el trabajo técnico tiene una "gran demanda entre las autoridades nacionales, porque la regulación de las criptomonedas es 'largamente esperada'". Además, cree que esto es en el fondo positivo para las criptomonedas: "si está interesado en que el sector crezca, no lo conseguirá sin claridad en la normativa, no podrá seguir operando al margen".

 

Como complemento al trabajo de la OCDE, la administración Biden publicó el 9 de marzo una orden ejecutiva en la que Estados Unidos oficializó su intención de regular las criptomonedas. En relación a esto, Jarrige comentó que "aunque la orden ejecutiva no menciona específicamente los aspectos de política fiscal, podemos ver un vínculo entre la voluntad de Estados Unidos de avanzar en su regulación de los criptoactivos, su trabajo sobre los CBDC y su participación actual en el trabajo de la OCDE sobre el desarrollo del marco de información de los criptoactivos".

 

La realidad es que los que más sufrirán las consecuencias de esta regulación son las plataformas de intercambio, como Binance o FTX, por ejemplo: "la propuesta de la OCDE establecerá los requisitos de información para las plataformas de intercambio, para que las transacciones puedan ser reportadas de forma agregada por tipo de criptoactivos, distinguiendo entre las transacciones hacia afuera y hacia adentro", según Jarrige. 

 

Los usuarios de criptomonedas reaccionaron de diversas maneras ante la noticia. Por un lado, los menos experimentados que guardan sus criptoactivos en estas plataformas están preocupados por los posibles impuestos que tengan que comenzar a pagar; en el otro extremo, encontramos a los más avanzados en materia criptográfica, quienes recomendaron retirar sus monedas de los exchanges y enviarlos a las denominadas billeteras "frías", las cuales no cuentan con identificadores personales y permiten una mayor privacidad de los activos.