Herramientas de inversión|27 de enero de 2021

¿Qué son y cómo invertir en los FCI?

Por Mauro Morelli

Responsable de Fondos Comunes de Inversión de Bull Market Brokers

 

Un Fondo Común de Inversión (FCI) es uno de los tipos de fondos de inversión que existen en el mercado, y el que está instituido en Argentina a través de sus normativas legales. Es equivalente a lo que en otros países se conoce como Fondos Mutuos. Así, los FCI vienen a ser parecidos a un pool de dinero, es decir un conjunto de patrimonio de muchos inversores con el fin de invertir en determinados activos (acciones, bonos, futuros, etc.) en función del perfil que tenga la cartera en cuestión. 

 

¿De quien es el patrimonio de un FCI? 

El patrimonio del FCI reside en sus inversionistas, o cuotapartistas. Se llaman de este modo porque los fondos no son sociedades, y su patrimonio entonces se divide en cuotapartes. Por esta razón el proceso de “compra” de cuotapartes se denomina suscripción, y el proceso de “venta” de las mismas se denomina rescate. Adicionalmente el precio de la cuotaparte de un fondo se conoce formalmente como valor de cuotaparte (o VCP por sus siglas). 
Es importante destacar que la administración del portafolio del fondo sí está gestionada por una sociedad (formalmente Sociedad Gerente, comúnmente denominada Administradora) habilitada por la CNV al efecto. Además, de acuerdo a las normativas legales vigentes, debe existir una Sociedad Depositaria que está a cargo de la custodia de los activos del fondo.

 

¿Cuáles son las ventajas de invertir en un FCI?

  • Diversidad de opciones: existen cientos de fondos, de diferentes tipos y objetivos, en varios mercados y con estrategias para cada necesidad.  
  • Liquidez: en fondos abiertos al operar cuotapartes, el inversor siempre tiene garantizada la liquidez de su posición, sin necesidad de especular por volumen o esperar puntas compradoras o vendedoras.
  • Montos mínimos de inversión: desde $1.000 un inversor se puede convertir en cuotapartista de una gran cantidad de fondos, lo que facilita la estrategia de inversión.
  • Diversificación: a raíz de lo anterior, con un capital muy pequeño se puede obtener una gran diversificación de la cartera, lo que es fundamental para reducir los riesgos asociados a los diferentes activos financieros.
  • Administración profesional: los fondos son administrados por equipos de alto nivel profesional quienes monitorean continuamente la cartera del fondo, lo que permite que la gestión de sus activos sea más dedicada y eficiente. 

¿Qué tipos de fondos hay?

En Argentina, los FCI se podrían clasificar de varias maneras, pero la principal es por su estructura:

 

  • Fondos Abiertos: son los más comunes. El inversor puede suscribir o rescatar en cualquier momento, sin atender a cuestiones relativas a la liquidez, dado que no cotizan en mercados. 
  • Fondos Cerrados: estos fondos tienen una cantidad fija y limitada de cuotapartes desde el momento de su constitución. Cotizan en el mercado y pueden tener una fecha estipulada de vencimiento.

La forma más común, es la clasificación por su composición:

 

  • Renta Variable: son fondos que invierten principalmente en acciones, y como tales, están sujetos a mayores niveles de volatilidad. Por ello y porque su riesgo es elevado, tienen un alto potencial de retorno a largo plazo.
  • Renta Fija: estos fondos invierten en bonos, tanto su emisor sea público como privado. De esta manera el objetivo es obtener retornos a través de intereses de los títulos en cartera. Se considera de volatilidad moderada, y como tal, inversiones de mediano plazo.
  • Renta Mixta: en este tipo de fondos se combinan diferentes activos de renta variable y mixta, de acuerdo a las fluctuaciones del mercado. Es un tipo de fondo conveniente para inversores que buscan rendimientos moderados con un riesgo más bajo que aquellos observados en los de Renta Variable.
  • Money Market: estos son fondos de mercado de dinero, e invierten en títulos de renta fija con vencimientos de muy corto plazo. Esto los hace una opción conservadora perfecta, por ejemplo, para el inversor adverso a todo tipo de riesgo. 

Además, se clasifican por su estrategia activa, algunas son:

 

  • Globales y LATAM: son fondos que operan en mercados internacionales, los cuales se suscriben y rescatan en dólares. Usualmente son una de las opciones más fuertes para el inversor dolarizado que desea proteger su capital ante turbulencias locales.
  • Commodities: los fondos de commodities pueden ser cerrados o abiertos. Los primeros operan directamente sobre proyectos a escala, mientras que los abiertos construyen estrategias con futuros y acciones del sector agroindustrial.
  • Indexados: estos fondos buscan replicar la cartera de algún índice específico como el S&P Merval, intentando reproducir su desempeño.
  • Protección y Cobertura: estos fondos tienen como objetivo una estrategia de cobertura contra riesgos cambiarios (Dollar-Linked y futuros) o de protección ante riesgos inflacionarios (Curva CER+), entre otros.
  • Retorno Total: estos fondos normalmente no están sujetos a ningún benchmark específico, lo que permite al gestor de la cartera aumentar o disminuir los riesgos del portafolio en función de las fluctuaciones y volatilidades del mercado. 
  • Cash Management: estos fondos gestionan el patrimonio con instrumentos a corto plazo, y aunque su liquidez no es inmediata como los Money Market, también poseen una rentabilidad algo superior, cercana a los plazos fijos. 

¿Cómo operar fondos?

 

Finalmente, la cuestión fundamental. Para operar fondos se necesita contar con una cuenta comitente en un agente que cuente con la autorización para colocar y distribuir FCI. A la hora de invertir en estos instrumentos es ideal, y sumamente práctico, que estos agentes cuenten especialmente con un espacio dedicado a la comercialización de todos los fondos y orientado a facilitarle al inversor toda la información de los mismos. Es decir, contar en una herramienta que contenga un listado detallado de cada fondo, de sus estrategias, de sus administradoras, del perfil de inversión que tienen cada uno de los FCI y su evolución diaria, mensual y anual. 

 

Si queres operar este tipo de activo financiero, podes hacerlo desde Bull Market Brokers, uno de los broker más grande y seguro del país.