AméricaÁfricaAsiaEuropaOceanía|18 de noviembre de 2022

El FMI redujo las expectativas de crecimiento global

El organismo ahora espera que los países que representan más de un tercio del producto mundial se contraigan durante el 2023.

Por Gonzalo Andrés Castillo

 

El Fondo Monetario Internacional (FMI) publicó los resultados de su estudio Perspectivas de la economía mundial, en el cual se detalla que el pronóstico de crecimiento de la economía global se redujo hasta el 2,7% para el 2023.

 

"Las perspectivas de crecimiento económico mundial se enfrentan a una combinación única de factores adversos, en concreto, la invasión rusa de Ucrania, el aumento de las tasas de interés para contener la inflación, y los efectos persistentes de la pandemia, como son los confinamientos en China y las perturbaciones en las cadenas de suministro", expresó el organismo.

 

Por otra parte, los expertos a cargo del reporte indicaron que esperan que los países que representan más de un tercio del producto mundial se contraigan durante parte del próximo año o en 2024.

El FMI también destacó que en, en los últimos meses, se produjo un fuerte deterioro en los índices de gerentes de compras, basados en encuestas que miden el ímpetu de la actividad manufacturera y de servicios, en diferentes economías del G20.

 

 

 

En el gráfico se observa que las mediciones pasaron de una zona expansiva a principios del 2022 a niveles de contracción, tanto en el caso de economías avanzadas como en mercados emergentes, lo que demuestra la desaceleración económica global.

 

"Si bien las cifras publicadas del producto interno bruto del tercer trimestre sorprendieron de forma positiva en algunas de las principales economías, los índices de gerentes de compras publicados en octubre indican un debilitamiento en el cuarto trimestre, en particular en Europa", reveló el FMI.

 

Y añadió: "Pese a la creciente evidencia de desaceleración económica mundial, las autoridades económicas tienen que seguir dando prioridad a contener la inflación, que está contribuyendo a una crisis del costo de vida y perjudica sobre todo a los grupos vulnerables y de ingreso bajo".

 

No obstante, el informe concluyó que, si los gobiernos actúan con cautela en el ámbito de las políticas y se realizan "esfuerzos multilaterales conjuntos", el mundo podría avanzar hacia aun crecimiento más fuerte e inclusivo.