Herramientas de inversión|15 de septiembre de 2021

En qué consiste la "inversión por temáticas"

Esta filosofía de inversión permitirá aprovechar los movimientos del futuro mediante la compra de ETFs.

Por Gonzalo Andrés Castillo

 

En algunos casos, para ganar dinero en la bolsa es necesario pasar horas leyendo balances, estudiando gráficos de precios o charlando con gente de la industria. Sin embargo, en muchas otras ocasiones, simplemente hay que "aplicar el sentido común". Y en este principio se basa la "inversión por temáticas".

 

Qué significa invertir por temáticas

Invertir por temáticas o por temas es simplemente invertir en un conjunto de industrias que podrían verse favorecidas en un futuro según una idea general. Por ejemplo, si se cree que en algunos años el mundo será ecológico, entonces lo ideal sería invertir en empresas de vehículos eléctricos, energías renovables, reciclado de residuos, etc.

 

Como se puede observar, la estrategia es muy similar a la inversión por sectores, solo que, en este caso, la base se sostiene sobre un conjunto de sectores o directamente sobre un "tema" que no puede estar representado por su caracter "poco tangible". Por ejemplo, si hace algunos años se utilizaba este método para "invertir en contra de una pandemia", lo ideal hubiera sido comprar compañías farmacéuticas, de biotecnología, de salud, de trabajo y educación a distancia, etc.

 

Cómo invertir en el futuro

Para llevar a cabo una estrategia de este estilo, lo idea es la compra de ETFs. Estos Exchange Traded Funds podrían definirse como la mezcla entre una acción y un fondo de inversión: acción porque cotiza en el mercado secundario y se puede comprar y vender al instante y fondo de inversión porque cada ETF se compone de una serie de valores que dan forma a su evolución.

 

Actualmente, existen innumerables ETFs, cada uno con sus características y enfocados en distintos perfiles de inversión. Algunos replican un índice, como el famoso SPY que emula el comportamiento del Índice S&P 500 o el QQQ que busca seguir la evolución del Nasdaq. Por otro lado, también existen ETFs de sectores, los cuales toman una serie de activos representativos del sector energético, bancario, tecnológico, ecológico y demás y los transforman en un fondo de inversión cotizado para que las personas puedan invertir en ellos comprando solo una unidad.

 

De esta forma, el armado de la cartera por temáticas es más sencillo. En caso de que no exista un ETF que satisfaga las demandas, se puede complementar la estrategia con la compra de compañías individuales.

 

Si bien no es posible negociar esta clase de instrumentos en el mercado local, afortunadamente, gracias al avance de la tecnología, abrir una cuenta en una sociedad de bolsa que opere en el exterior es sumamente sencillo. Empresas como Bull Market Securities no solo brindan atención personalizada y cercana, sino que también cuentan con plataformas amigables para que todo el público inversor pueda invertir en los principales activos del mundo, independientemente de su conocimiento y experiencia.