Fondos Comunes de Inversión|16 de mayo de 2022

¿Cómo elegir correctamente un fondo común de inversión?

Los fondos comunes de inversión son un elemento fundamental a la hora de armar una cartera diversificada y con participación activa. Conoce tips para elegir la mejor opción.

Por Francisco Cotti

 

Los fondos comunes de inversión (FCI) han sido desde siempre una herramienta de inversión por excelencia, ya que permite contar con una gran cantidad de funcionalidades sin ser expertos en el tema. Desde diversificación de portafolios, hasta una administración activa dada por analistas con experiencia.

 

Además, otra ventaja es que existen una gran cantidad de FCIs disponibles para invertir, cada uno con diferente objetivo, perfil de inversor, rendimiento y plazo. Pero... ¿Cómo elegimos el que mejor se adecue a nuestras necesidades?

 

Objetivo de inversión

Para comenzar, es muy importante que el inversor pueda conocer cómo está compuesto el fondo y cuál es su estrategia u objetivo de inversión. Este es el primer paso para que el usuario pueda detectar si el fondo es o no compatible con los objetivos y necesidades de la persona.

 

Además, es esencial para el ahorrista que pueda saber de antemano en qué clase de activos invierte el fondo y cómo es su filosofía de gestión. Si tenemos miedo de que el dólar se dispare, podremos invertir en un FCI que ofrezca protección cambiaria, pero si creemos que la inflación se acelerará aún más, se debe buscar un fondo que brinde esta cobertura.

 

Rendimientos pasados no aseguran futuros

Un error muy frecuente a la hora de elegir un fondo para invertir es el de observar los retornos pasados creyendo que pueden ser un indicio de cómo serán en el futuro. Los fondos se encuentran activamente cambiando su composición y estrategia de acuerdo al contexto macro del país y esto puede cambiar significativamente los rendimientos en el futuro.

Además, cada fondo tiene una estrategia concreta, que puede ser ganarle a la inflación o a la devaluación. Si hasta ahora, contábamos con mucha inflación pero el Gobierno logra frenarla, los fondos atados a la inflación puede verse negativamente afectados en cuanto a su rendimiento.

 

En cualquier caso, como las propias gestoras de fondos replican en sus plataformas, "rentabilidades pasadas no garantizan rentabilidades futuras".

 

Diversificación de cartera

Por último, al tratar de armar una cartera de inversión enfocada en fondos, hay que tener en cuenta que la diversificación no siempre es total. Normalmente, estos vehículos financieros están compuestos por varios activos, pero la gran mayoría de una misma clase o sector y enfocados en un objetivo específico.

Por ejemplo, en lugar de contar con un clásico portafolio con 60% de acciones y 40% de bonos y comprar los activos de forma individual, se puede colocar el 60% en un FCI centrado en activos de renta variable y el resto en un FCI de renta fija.