Herramientas de inversión|29 de julio de 2021

Brokers: ¿es realmente necesario tener varias cuentas para invertir?

Muchos ahorristas tienen cuentas en dos o más brokers para poder invertir tranquilamente. ¿Es una estrategia realmente necesaria? ¿Cuáles son las ventajas y desventajas?

Por Gonzalo Andrés Castillo

 

Al momento de comenzar a invertir, es sumamente importante escoger una sociedad de bolsa que actúe como intermediaria para poder operar los activos disponibles en el mercado de capitales. En este punto, muchos usuarios prefieren tener varias cuentas en diferentes brokers a modo de "respaldo". ¿Tiene sentido hacerlo? A continuación, algunos puntos a tener en cuenta.

 

Brokers especializados

En primer lugar, es muy importante considerar que los brokers suelen especializarse en diferentes instrumentos financieros y perfiles de inversor. Por ejemplo, aquellos enfocados en grandes participantes conservadores, suelen centrarse en permitir la compra de acciones y bonos, dejando más de lado la operatoria con futuros y opciones, ya sea con plataformas menos intuitivas o directamente mediante su omisión. Contemplando este factor, uno podría determinar cuáles son las necesidades para así determinar cuántas cuentas abrir y en qué brokers.

 

Costos fijos y variables

Evidentemente, los costos de las cuentas para invertir tienen que ser estudiados, tanto los variables como los fijos. Mientras que los variables son, principalmente, los porcentajes que cobran los brokers por el volumen operado, los fijos hacen referencia a los gastos de mantenimiento. Si un inversor maneja mucho dinero y tiene muchas cuentas, en el largo plazo el capital podría verse afectado por estas cualidades.

 

Organización para invertir

Si bien la gran mayoría de inversores suele tener una planilla de cálculos en la que se engloban todas las inversiones, es habitual que algunas personas no quieran tomarse el trabajo de hacerlo y simplemente prefieran guiarse por lo mostrado en las plataformas de los diferentes brokers. En este caso, tener varias cuentas podría ser un completo caos, ya que atentaría contra la organización básica de las finanzas personales.

 

Los posibles riesgos

A pesar de que los casos son mínimos, puede suceder que un broker quiebre o tenga graves problemas operativos. En estos casos, los activos en cartera quedan resguardados bajo la entidad correspondiente de cada país, pero el saldo líquido suele ser muy difícil de recuperar. Para evitar estos dolores de cabeza, se recomienda tener más de una cuenta y/o colocar el saldo disponible en caución, ya que, de esta forma, estará completamente protegido.

 

Diversificación de cuentas

Aunque la decisión de tener una o varias cuentas en diversos brokers para invertir depende de uno mismo, no sería una mala idea aplicar el concepto de diversificación. Esto quiere decir que habría que analizar correctamente la situación personal y escoger dos o más brokers (no demasiados) según las necesidades. Por ejemplo, uno muy estable para inversiones de largo plazo y otro con bajas comisiones para el trading de corto plazo; o tal vez uno centrado en activos de renta fija y otro de renta variable. El abanico de posibilidades es extremadamente amplio.