Empresas|16 de abril de 2021

La motivacional carta de despedida de Jeff Bezos

A través de la carta de accionistas del 2020, el fundador y actual director ejecutivo de Amazon habló sobre los principales aspectos de la compañía y se centró en el futuro.

Por Gonzalo Andrés Castillo

"En la carta de Amazon a los accionistas de 1997, la primera, hablé sobre nuestra esperanza de crear una franquicia duradera, una que reinvente lo que significa servir a los clientes desbloqueando el poder de Internet", comienza diciendo Jeff Bezos en la carta de accionistas de Amazon del 2020. Publicada a través del sitio web oficial, el mensaje motivacional recorre los aspectos más importantes de la compañía y se enfoca en el futuro.

 

"El año pasado, contratamos a 500.000 empleados y ahora empleamos directamente a 1,3 millones de personas en todo el mundo. Tenemos más de 200 millones de miembros Prime en todo el mundo. Más de 1,9 millones de pequeñas y medianas empresas venden en nuestra tienda y representan cerca del 60% de nuestras ventas minoristas. Los clientes han conectado más de 100 millones de dispositivos domésticos inteligentes a Alexa. Amazon Web Services atiende a millones de clientes y finalizó 2020 con una tasa de ejecución anualizada de 50.000 millones de dólares", desarrolla el fundador y actual director ejecutivo de la empresa.

 

"Siempre hemos querido ser la empresa más centrada en el cliente de la Tierra. No cambiaremos eso"

Tras hablar sobre sus ingresos y sobre la cantidad de personas que ganaron dinero mediante su plataforma, Jeff Bezos dio un paso más allá y comentó que lo más importante para crear un negocio es pensar en cambiar el mundo: "Si quiere tener éxito en los negocios (en la vida, en realidad), debe crear más de lo que consume. Su objetivo debe ser crear valor para todas las personas con las que interactúa. Cualquier negocio que no cree valor para aquellos a quienes toca, incluso si parece exitoso en la superficie, no durará en este mundo".

 

Posteriormente, el exitoso empresario dedicó unas palabras a mencionar a sus empleados y su forma de contratar: "El hecho es que el gran equipo de miles de personas que lideran las operaciones en Amazon siempre se ha preocupado profundamente por nuestros empleados, y estamos orgullosos del entorno de trabajo que hemos creado. También estamos orgullosos del hecho de que Amazon es una empresa que hace más que crear puestos de trabajo para científicos informáticos y personas con títulos avanzados. Creamos empleos para personas que nunca obtuvieron esa ventaja".

 

"Vale la pena ser tú mismo, pero no esperes que sea fácil o gratis"

"A pesar de lo que hemos logrado, tengo claro que necesitamos una mejor visión para el éxito de nuestros empleados. Siempre hemos querido ser la empresa más centrada en el cliente de la Tierra. No cambiaremos eso. Es lo que nos trajo aquí. Pero me comprometo con una adición: vamos a ser el mejor empleador de la Tierra y el lugar más seguro para trabajar de la Tierra", sentencia Jeff Bezos.

 

Para finalizar, el multimillonario que próximamente dejará de ser el director ejecutivo de Amazon dio unas palabras de aliento para todos los accionistas: "Todos sabemos que el carácter distintivo, la originalidad, es valioso. A todos se nos enseña a ser uno mismo. Lo que realmente les estoy pidiendo que hagan es aceptar y ser realistas acerca de cuánta energía se necesita para mantener ese carácter distintivo. El mundo quiere que seas típico; de mil maneras, te atrae. No dejes que suceda".

 

"Tienes que pagar un precio por tu distinción, y vale la pena. La versión de cuento de hadas de "sé tú mismo" es que todo el dolor se detiene tan pronto como permites que brille tu distinción. Esa versión es engañosa. Vale la pena ser tú mismo, pero no esperes que sea fácil o gratis. Tendrás que ponerle energía continuamente", indica Jeff Bezos.

 

El espíritu empresarial

Como se pudo apreciar en los puntos principales de la carta de accionistas de Amazon escrita por Jeff Bezos, la compañía, al igual que muchas otras, busca despertar esa energía interior que se enamora de un nombre, una marca. Al igual que Apple, The Coca-Cola Company, Microsoft o incluso Berkshire Hathaway, la empresa dedicada al comercio electrónico y a muchos otros negocios desea que sus accionistas, seguidores y clientes se sientan representados.

 

El crecimiento en los ingresos no tiene que ser el único objetivo por el cual los inversores confían en ellas, tiene que haber algo más, una visión de hacer del mundo un lugar mejor. Tanto la calidad de vida de sus empleados como la de sus clientes tiene que evolucionar y los productos y servicios comercializados tienen que marcar un antes y un después. No son simples empresas, van más allá de lo comercial. Quieren ser los líderes del mañana.