Ethereum|20 de diciembre de 2021

Ethereum: Cómo piensa Vitalik Buterin

El joven multimillonario de 27 años, una de las personas más influyentes de los últimos años dentro del mundo de la tecnología, arribó a la Argentina este fin de semana y revolucionó la comunidad cripto de todo el país. 

Por Leandro Rampoldi

 

La acción de formar un juicio o una opinión sobre una persona o una cosa en base a su apariencia es una cualidad del pasado. Sin embargo, si se pudiera tener el visto bueno para prejuzgar con solo una mirada a Vitalik Buterin, fundador de  Ethereum, se podría decir que completa todos los casilleros de un clásico "nerd".

 

Si bien carga con todo lo "malo" del estereotipo:  cara sería, mirada vacía, algo desgarbado, apariencia de ser antisociable y  de vestirse con los primero que encuentra tirado en su placard, Vitalik también cuanta con todo lo bueno de ese chiché, por ejemplo, su inmensa inteligencia y fortuna. 

 

El joven multimillonario de 27 años, una de las personas más influyentes de los últimos años dentro del mundo de la tecnología, arribó a la Argentina este fin de semana y revolucionó la comunidad cripto de todo el país. 

 

De la mano de Santiago Siri, fundador de Proof Of Humanity (PoH), que lo desarrolla Ethereum y que se encarga de verificar las identidades humanas y que a cambio reciben una renta básica en el token UBI, el creador de la criptomoneda de mayor potencial en el último año dio vuelta por todas las redes sociales, incluso, se tomó fotos con el ex presidente, Mauricio Macri, y el jefe de Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, Horacio Rodríguez Larreta.

 

 

 

El ruso, quien mantiene una relación con Siri por UBI, el primer protocolo dirigido a un "ingreso básico universal" para cada ser humano en el mundo", dará una charla para todos sus fanáticos esta tarde en la Usina de la Arte.

 

 

 

No fue hace mucho, pero cabe recordar que el multimillonario de 27 años "tokenizó" su identidad mediante PoH en julio pasado. Al igual que Marcos Galperin, fundador de MercadoLibre, y Manu Ginóbili, ex estrella de la NBA, el genio detrás de Ethereum, la segunda plataforma de criptomoneda más valorada y reconocida del mundo,  "tokenizó" su identidad mediante PoH. 

 

Además, en octubre pasado la mente detrás de Ethereum, una de las cripto más importante del mundo, utilizó 50 unidades (unos USD 200.000) para comprar UBI. Después de adquirirlos, el ruso los “quemó”, lo que generó que reducción en la oferta disponible, lo que provocó que su valor aumentara en forma inmediata 10 veces.

 

Filósofo tecnológico

El ruso, al ser consultado sobre si se ve como un filósofo tecnológico, aseguró hace un tiempo que, definitivamente no le gusta meterme en una caja. "¿Puedo decir que soy un filósofo tecnológico?", se cuestionó el fundador de Ethereum. 

 

En relación a eso, el multimillonario de 27 años expresó sobre la imposibilidad de elegir entre tecnología o filosofía: “Hablo de matemáticas, hablo de economía, hablo de filosofía, lo que significan la descentralización y la centralización, y qué tipos de descentralización son útiles. Parece que las cosas que estamos haciendo son fundamentalmente nuevas". 

 

 

 

La expresión de Buterin en relación al término "filósofo tecnológico" se dio luego de que explicara su enfoque cambiante del pensamiento de las criptomonedas.

 

“Mi experiencia es la más sólida en estas ideas más teóricas de si no comenzamos pensando en qué cosas muy específicas están mal en el mundo, y simplemente comenzamos con ‘Tenemos estas herramientas, ¿Cómo hacemos la mejor manera posible de organizarnos con estas herramientas ‘. Esa es el área en la que más he pensado: pensar en cómo estas diferentes áreas han funcionado y no han funcionado en el espacio criptográfico”, sostuvo el ruso. 

 

El creador de una de las criptomonedas más importantes del mundo opinó, entre otras cosas, que la comunidad criptográfica ya no puede quedarse en su propio campo.

 

"Creo que es importante que el espacio criptográfico se relacione con el gran mundo real. Ahora que las criptomonedas son más grandes, será parte de cómo se verá el mundo en el siglo XXI. Es posible que tanto yo mismo, Ethereum como la comunidad de cripto, empecemos a involucrarnos con esos problemas con el tiempo", observó el especialista en tecnología.