Bitcoin|24 de junio de 2021

Estafa: Dos hermanos se fugaron con USD 3.600 millones en Bitcoin

Tienen 20 y 17 años, manejaban un fondo de inversión en criptoactivos sudafricano y los inversores no los pueden encontrar.

Por redacción

 

Según agencias internacionales, los dos hermanos fundadores de AfriCrypt, una empresa de inversión sudafricana especializada en criptomonedas, desaparecieron junto con aproximadamente 69.000 Bitcoins, una cifra estimada en aproximadamente $ 3.600 millones.

 

Este número representa la mayor pérdida de dólares en la historia de las estafas de criptomonedas. Con el creciente número de casos de fraude, este incidente puede estimular los esfuerzos de los reguladores para imponer orden en el mercado.

 

Un bufete de abogados de Ciudad del Cabo contratado por el inversor, declaró que no pudo encontrar a los hermanos (como se muestra en la imagen de arriba) y ha informado del asunto a los Eagles, una unidad de élite de la Policía Nacional. También advirtieron a los intercambios de criptomonedas en todo el mundo en caso de que alguien intente convertir monedas digitales.

 

A mediados de abril, los inversores de AfriCrypt recibieron un correo electrónico que afirmaba que la plataforma se estaba cerrando y congelando todas las cuentas porque los piratas informáticos hackearon las cuentas de los clientes y sus billeteras.

"Sospechamos inmediatamente cuando el anuncio imploraba a los inversores que no emprendieran acciones legales", dijo Hanekom Attorneys en respuesta a la agencia Bloomberg. "Los empleados de Africrypt perdieron el acceso a las plataformas de back-end siete días antes del supuesto hackeo", agregó.

 

La investigación del bufete descubrió que los fondos agrupados de Africrypt se transfirieron desde sus cuentas sudafricanas y carteras de clientes, y las monedas pasaron por tumblers y mezcladores -o a otros grandes grupos de bitcoin- para hacerlas esencialmente imposibles de rastrear.

 

Los fundadores de AfriCrypt son dos hermanos. Ameer Cajee, de 20 años, y Raees Cajee, de 17, supuestamente transfirieron los fondos de sus inversores de una cuenta en el First National Bank (FNB) de Johannesburgo y desaparecieron en el Reino Unido.

 

El incidente se produjo poco después de la estafa sudafricana de criptomonedas Mirror Trading International (MTI), que estafó a los inversores más de 589 millones de dólares, según el Informe sobre Criptocrimen 2021 de Chainalysis. Las estafas de criptomonedas no son nuevas, pero AfriCrypt podría clasificarse como una de las mayores estafas de criptomonedas de la historia.

 

En enero, el valor diario del comercio de criptoactivos superó los 2.000 millones de rands (141 millones de dólares) por primera vez en Sudáfrica, lo que sugiere un apetito significativo en un mercado que en gran medida no estaba controlado por los entes reguladores del mercado financiero de ese país.

El regulador del mercado actualmente tiene prohibido iniciar una investigación formal porque los criptoactivos no se consideran legalmente productos financieros. China intensificó recientemente sus medidas contra el comercio de criptodivisas después de que el frenético aumento del Bitcoin y otros tokens en los últimos seis meses aumentara la preocupación del Partido Comunista por el potencial de fraude, el blanqueo de dinero y las pérdidas de los inversores individuales. En abril, dos exchanges de compra y venta de criptomonedas de Turquía se desvanecieron dejando a cientos de inversores sin acceso a sus tenencias en criptodivisas.