Bitcoin|10 de septiembre de 2021

¿Cómo se regula el bitcoin en El Salvador?

Ahora que el bitcoin es moneda de curso legal en El Salvador, es importante conocer cómo se regulará la criptomoneda para que no se cometan fraudes y estafas.

Por Gonzalo Andrés Castillo

 

Esta semana, el bitcoin se convirtió oficialmente en moneda de curso legal en El Salvador. De esta forma, el país centroamericano marcó un antes y un después en la historia, pero despertó cientos de dudas, entre ellas, la de cómo se regulará esta criptomoneda para que no se cometan fraudes, estafas o se lave dinero. Ante la incertidumbre, el Banco Central de Reserva de El Salvador dio a conocer las medidas que se tomarán.

 

Por un lado, la entidad bancaria detalló que, para evitar el lavado de dinero, los cajeros de bitcoin y los intermediarios financieros que utilicen criptomonedas deberán informar acerca de las operaciones sospechosas. En esta instancia, cada empresa tendrá que tener una división de prevención de lavado de activos con, al menos, cinco profesionales.

 

A su vez, las compañías relacionadas a la industria tendrán que implementar programas de capacitación "a través de la utilización de nuevas tecnologías, dirigidos a su personal, por lo menos una vez por año, en materia de prevención de lavado de dinero y de activos, financiamiento al terrorismo y financiación de armas de destrucción masiva", según comunicó el banco central de El Salvador.

 

Por otra parte, todas las transacciones de bitcoin deberán quedar registradas. Así, quienes utilicen cajeros, exchanges o cualquier otro servicio que convierta bitcoins en dólares y viceversa quedarán dentro del sistema para que puedan ser controlados en caso de irregularidades. Estos registros deberán ser guardados por hasta 15 años luego de que la relación del cliente con la entidad se corte.

 

Aunque el uso de bitcoin y el resto de criptomonedas se caracteriza por ser altamente privado, lo cierto es que para poder consumir bienes y servicios en El Salvador con estos activos habrá que presentar diversos documentos que acrediten la identidad del usuario.

 

Por último, para evitar conflictos que atenten contra el patrimonio y la seguridad de los salvadoreños, las empresas intermediarios de bitcoin tendrán que informar explícitamente la imposibilidad de revertir operaciones, los riesgos del fraude cibernético, el peligro de perder las llaves del monedero virtual, la existencia de las comisiones y la volatilidad del activo, etc.