Empresas|30 de julio de 2021

Nikola, la firma de camiones eléctricos que fue acusada por fraude

Específicamente, enfrenta cargos por fraude bursátil y electrónico por intentar subir las acciones de Nikola mintiendo públicamente sobre la compañía.

Por Simón Salas Seeber

 

La empresa, que toma su nombre del inventor serbio Nikola Tesla, fue fundada por Milton Trevor en 2014 y tiene su sede en Arizona. Los dos principales productos que está desarrollando se llaman Two, un camión con pila de combustible de hidrógeno de alta eficiencia para aplicaciones de larga distancia, y Tre, el camión de cabina renovado, con una cadena cinemática y a batería eléctrica.

 

La compañía anunció que esperaba entregar el modelo Tre este año, seguido de dos modelos de pila de combustible en 2023.

 

Aunque Nikola comunicó públicamente en 2020 la reserva de 14.000 camiones eléctricos por un valor aproximado de 10.000 millones de dólares en ventas, esto no asegura que sean contratos cerrados. En abril, la empresa comunicó a los posibles inversores que estaba negociando con socios estratégicos de flotas para convertir los pedidos previos en contratos vinculantes con depósitos.

 

El 8 de septiembre de 2020, General Motors y Nikola anunciaron un acuerdo mediante el cual el fabricante de automóviles adquiría un 11% de la empresa emergente a cambio de que la empresa de Milton utilice su tecnología para producir una camioneta pickup eléctrica.

 

Dos días después, Hindenburg Research, firma que se especializa en la investigación financiera forense, publicó un informe con datos reveladores. En el mismo, se afirmaba que "Nikola ha firmado acuerdos de colaboración con algunas de las principales empresas automovilísticas del mundo, todas ellas desesperadas por alcanzar a Tesla y aprovechar la ola de vehículos eléctricos".

 

En el reporte se presentan fotos que demuestran que Nikola hizo pasar un cable eléctrico desde debajo del escenario hasta el camión para afirmar falsamente que los sistemas eléctricos del Nikola One funcionaban perfectamente.

 

"Nikola es un fraude masivo construido sobre decenas de mentiras" - Hindenburg Research

 

Los dudas sobre la veracidad de esta empresa no son nuevas y los inversores lo saben. El precio de la acción acumula un descenso del 57% en lo que va del año.

 

En esta ocasión, el acusación se dirigió directamente contra su fundador, Milton Trevor. La denuncia, en su documento de 49 páginas, sostiene que Milton se dirigió contra inversores individuales y no profesionales -los llamados inversores minoristas- con declaraciones falsas y engañosas dirigidas al público inversor a través de las redes sociales y entrevistas.

 

Específicamente, enfrenta cargos por fraude bursátil y electrónico por intentar subir las acciones de Nikola mintiendo públicamente sobre la compañía.

 

"Este es un caso muy directo, Milton dijo mentiras para generar una demanda popular de acciones de Nikola, Comenzando al menos en o alrededor de marzo de 2020, cuando Nikola anunció que sus acciones cotizarían en bolsa, Milton se preocupó cada vez más por mantener el precio de las acciones de Nikola alto" - declaró Audrey Strauss, fiscal federal de los Estados Unidos

 

Las consecuencias para el empresario no serán agradables. El juez adelantó que Milton debería decomisar todos los bienes "rastreables a la comisión de dichos delitos", lo que probablemente incluiría más del billón de dólares que ganó cuando Nikola salió a bolsa en junio de 2020.

 

A los redactores del informe de Hindenburg no les cae para nada bien Milton. Para finalizar, confesaron que ellos creen que "Milton es incapaz de decir la verdad. Creemos que miente como la mayoría de la gente respira. Es algo natural para él, y nuestra extensa revisión de su historia sugiere que ha sido así durante toda su carrera empresarial".

 

Mientras su compañía pierde valor, su futuro está ahora en manos de la Justicia.

 

En relación con el panorama global, Hindenburg Research nos deja una reflexión que merece la pena considerar:

 

"Lo sorprendente de la historia de Nikola no es que exista alguien como Trevor Milton, sino que haya conseguido convertir sus historias y mentiras en acuerdos con algunos de los mejores fabricantes y socios del mundo, afirmando poseer una vasta tecnología propia y haber construido con éxito productos revolucionarios que simplemente no existían (...) Creemos que Nikola es un signo de los tiempos y una historia para la posteridad".