Petróleo|10 de febrero de 2022

OPEP: "La demanda de petróleo continuará creciendo en 2022"

El mercado energético está siendo más demandado que nunca, y se espera lo mismo para el resto del 2022.

Por Simón Salas Seeber

 

El petróleo viene registrando un rally hace varias semanas. El commodity pasó la barrera de los 90 dólares y llegó a cotizar alrededor de los 93 dólares el barril. Los datos oficiales confirmaron que las reservas de petróleo de los principales países consumidores se redujeron en diciembre, lo que agravó el tan demandado mercado mundial de la energía, principalmente a causa de la básica pero fundamental realidad de que la oferta de petróleo crudo sigue siendo inferior a la creciente demanda mundial.

 

Según informó en su reporte mensual la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP), "los inventarios comerciales de petróleo de los países que componen la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico cayeron en 31,2 millones de barriles en diciembre con respecto al mes anterior, hasta los 2.720 millones de barriles".

 

El descenso del ritmo de producción mundial llevó a la situación "311 millones de barriles por debajo de las de diciembre de 2020 y 210 millones de barriles por debajo de la media de cinco años", según informó Will Horner del Wall Street Journal, lo que contribuyó a impulsar los precios del petróleo a su nivel más alto desde fines de 2014, haciendo caso omiso a los temores por la variante Ómicron.

 

La OPEP confesó que la demanda de petróleo fue más elevada el año pasado de lo que habían planificado, y, en consecuencia, elevaron la estimación de la demanda mundial de petróleo en el tercer trimestre de 2021 en 30.000 barriles diarios y en 20.000 barriles diarios en el cuarto trimestre.

 

De cara al 2022, la OPEP mantuvo su predicción del crecimiento de la demanda en 4,2% y 4,2 millones de barriles diario, aunque son conscientes del panorama macroeconómico y, especialmente, el aumento de las tasas de interés que son cada vez más inminentes por parte de los bancos centrales.

 

 

"Como se espera que la mayoría de las economías mundiales se fortalezcan, las perspectivas a corto plazo de la demanda mundial de petróleo son ciertamente positivas" - OPEP

 

 

La OPEP, junto con un grupo de países productores de petróleo aliados, se comprometió a aumentar gradualmente su producción; específicamente, acordaron aumentar su producción en 400.000 barriles diarios para el mes marzo.

 

En el otro lado de la mesa, el crecimiento de la oferta de los países no pertenecientes a la OPEP fue más lento de lo previsto el año pasado, con unos 600.000 barriles diarios, 60.000 menos que las previsiones anteriores. Al igual que para los países miembros, el organismo proyectó para 2022 un crecimiento de la oferta fuera de la OPEP en 3 millones de barriles diarios.

 

Luego de este reporte, los precios del petróleo crudo Brent registraron números al alza, subiendo un 1,4% a 92,8 dólares el barril, aunque al transcurrir la jornada fue decayendo, en sintonía con los índices internacionales.

 

El Departamento de Energía de Estados Unidos reveló que los inventarios de petróleo de Estados Unidos cayeron 4,8 millones de barriles a lo largo de la semana, "lo cual representa el nivel más bajo para las existencias comerciales de petróleo desde octubre de 2018" según el WSJ. A su vez, el mismo Departamento de Energía dijo que un indicador de la demanda alcanzó un nivel récord en las últimas cuatro semanas.

 

Esta noticia impactó a los analistas, los cuales esperaban un número mayor de reservas, y la escasez comienza a preocupar a muchos. Además, las tensiones geopolíticas entre Rusia y Ucrania podrían agravar aún más la situación, según los expertos.