Empresas|03 de enero de 2022

Pampa Energía se sumerge en las energías renovables

La empresa de energía ha decidido volver a mirar con buenos ojos a los proyectos eólicos en la provincia de Buenos Aires.

Por redacción

 

Pampa Energía planea invertir cerca de 120 millones de dólares en la ampliación de 81 MW de su parque eólico De la Bahía II, el cuál se ubica en la localidad de Bahía Blanca, al sur de la provincia de Buenos Aires.

 

“La importante expansión que llevará a cabo la empresa en este sitio será de gran valor para la generación de energía limpia. A través de esta inversión, Pampa Energía refuerza su compromiso con la producción sostenible de recursos energéticos y la revalorización del cuidado del medio ambiente”, expresó su presidente, Marcelo Mindlin.

 

Según confirmaron de la empresa, planean financiar el desarrollo de las obras con sus propios fondos durante todo el tiempo que durarán los trabajos. En su balance del tercer trimestre, reportó USD 173 millones de dólares en efectivo y equivalentes.

 

Como informó Desarrollo Energético, la compañía analizó durante meses la opción de construir más parques eólicos o utilizar el dinero para otros fines y, finalmente, se volcó por continuar con los proyectos energéticos. En paralelo, está utilizando hasta USD 30 millones de dólares hasta el 22 de marzo para recomprar sus acciones en las Bolsas y Mercados Argentinos (BYMA) y en la New York Stock Exchange, ante la caída en la cotización de sus papeles.

 

Para este nuevo proyecto, Pampa Energía acaba de seleccionar a Vestas Wind Services para que le provea los 18 aerogeneradores V150, de 4,50 MW cada una, lo que aumentara significativamente la energía generada en dicho parque. Según el organigrama del proyecto, la puesta en servicio de las turbinas se realizará durante el segundo trimestre de 2023, paso previo a comenzar a generar electricidad e inyectarla al Sistema Argentino de Interconexión (SADI).

 

“Vestas se complace en hacer crecer nuestra asociación con Pampa Energía, la empresa líder en energía integrada e independiente de Argentina. Tenemos la certeza de que la confiabilidad y competitividad de la plataforma de 4 MW combinada con el contrato de servicio a 20 años, diseñado para asegurar el desempeño optimizado de los activos, brindará a Pampa Energía una certeza a largo plazo y optimizará su caso de negocios”, afirmó su presidente para Latinoamérica, Eduardo Ricotta.

 

Pampa Energía ya había seleccionado a Vestas para proveerle las turbinas para sus parques eólicos Mario Cebreiro, de 100 MW, Pampa Energía II, de 50 MW, y De la Bahía I y II, de 50 MW, todos en las cercanías de Bahía Blanca. Pampa Energía cuenta con un acuerdo firmado por el cual le abona por los servicios los costos reales de la obra más un fee, ya que actúa como una especie de subsidiaria del grupo, explica la misma fuente.

 

“El Gobierno está dando de baja los proyectos renovables que no se construyeron y nos confirmó que ese espacio en las líneas se va a destinar al Mater. Apostamos a presentarnos en los próximos concursos con el parque en construcción – destaca la misma fuente -. Como vamos a estar avanzados con la obra, tendremos ventaja para que Cammesa nos asigne la prioridad de despacho porque uno de los factores más importante que toma en cuenta es el tiempo de entrada en operaciones del parque”.

 

Cammesa convocó a una nueva compulsa para asignar prioridad de despacho para el 31 de enero, cuyos ganadores serán anunciados el 2 de marzo. Las empresas que resulten seleccionadas tendrán tiempo para abonar la reserva del espacio hasta el 22 de marzo.
Si opta por esta última opción, la compañía podría quedarse sin espacio para inyectar la energía cuando haya otros proveedores que estén utilizando la capacidad disponible en el nodo de interconexión y/o en la línea de alta tensión.

 

A su vez, la cámara de energía planea anunciar los ganadores de la nueva ronda de asignación de prioridad de despacho el 2 de marzo. Las empresas que resulten seleccionadas tendrán tiempo para abonar la reserva del espacio hasta el 22 de marzo. En la última compulsa, se presentaron 22 propuestas (12 eólicos y 10 solares) con la capacidad de generar 2.265 MW. Sin embargo, sólo terminó aceptando cinco proyectos por un total de 365 MW, debido a la falta de espacio en las líneas de altea tensión.

 

Con este proyecto, la compañía de Marcelo Mindlin completará esquema de renovables que tiene en carpeta actualmente y descarta, al menos por el momento, volcarse al sector fotovoltaico como lo han hecho sus principales competidores: Genneia e YPF Luz. “Con esto, hemos colmado nuestras necesidades, por el momento. Si llegaran a surgir oportunidades, las vamos a analizar. Nosotros nos manejamos así. Si aparece el negocio y tenemos los fondos, lo hacemos”, concluye la misma fuente.