Empresas|22 de octubre de 2021

Evergrande: La medida desesperada que tomaron para evitar el default

La empresa china evita el default con el pago de un bono de deuda.

Por redacción

 

El gigante inmobiliario chino Evergrande evitó hoy caer en cesación de pagos al cumplir con el reembolso de los intereses de un bono "offshore", un día antes de expirar el plazo de gracia para su acreditación.

 

La compañía, endeudada en más de US$ 300 mil millones, generó pánico en los mercados internacionales por los posibles efectos a la economía real que podría producir su quiebra, a tal punto que se especuló con un efecto similar al de la banca estadounidense Lehman Brothers en 2008.

 

De acuerdo con el periódico estatal chino Securities Times, citando "fuentes relevantes", la compañía giró a Citibank un total de US$ 83,5 millones para el pago a los acreedores del bono foráneo, que debía haberse reembolsado originalmente el 23 de septiembre. Esto fue confirmado, luego, por personas involucradas en la operación a la agencia Bloomberg.

 

Dicho bono preveía un plazo de gracia de 30 días, por lo que Evergrande estuvo a horas de caer en "default".

 

El pago, que generó sorpresa ya que se creía que la empresa iba a priorizar a los tenedores locales y a los compradores de sus viviendas, le permitirá dar un respiro a la compañía al menos una semana más, cuando tendrá que afrontar un nuevo cupón en dólares, de cuatro previstos hasta fin de año.

 

Evergrande, luego de paralizar sus operaciones en bolsa por 17 días, retomó ayer las mismas en Hong Kong, donde las acciones cayeron 12,5%, sumándose a una depreciación del valor de estas de más del 80% desde comienzos de este año.

El cese temporal de la operación se había producido a la espera de un acuerdo de venta de 50,1% de las acciones de su unidad de servicios de propiedades a la firma estatal Hopson Development. No obstante, la venta (que hubiera permitido un alivio en las arcas al ingresar US$ 2,6 mil millones) no se efectuó ya que ambas partes no pudieron acordar los términos de la operación. Aun así, los analistas advierten que la situación sigue siendo crítica pese al reembolso.

 

"Puede que hayan pagado este interés y a lo mejor pueden pagar otro interés, básicamente tienen pagos de intereses cada dos semanas. Pero si se miran los fundamentos de la compañía, eso no ha cambiado", señaló a la agencia de noticias AFP Chen Long, socio de la firma de inversiones Plenum.

 

“El pago es positivo y le da tiempo a Evergrande para la compra de activos, reforzando las posibilidades de una reestructuración de la deuda”, opinó Wu Quiong, director ejecutivo de BOC International Holdings a la agencia de noticias Bloomberg.

 

El gigante inmobiliario, reconoció el miércoles que "no hay garantías de que pueda cumplir con sus obligaciones financieras".

 

En tanto, el Gobierno chino, que desplegó en 2020 medidas para reducir el sobreendeudamiento del sector inmobiliario (que representa casi un cuarto de la actividad económica china) y que resultaron muy dañinas para Evergrande, ha insistido en que los riesgos asociados a una caída de este gigante pueden ser controlados, descartando un rescate de la empresa.

 

En ese sentido, Beijing ya solicitó a los gobiernos locales que se preparen para una eventual quiebra y algunos ya han asumido ciertos proyectos del promotor.