Empresas|31 de enero de 2022

El plan de General Motors para destronar a Tesla en la venta de autos eléctricos

La empresa ya tiene un plan de inversiones detallado y destinado exclusivamente a impulsar la electrificación de sus autos.

Por redacción

 

General Motors va a por todas. El gigante estadounidense se ha marcado el objetivo de alcanzar a Tesla como el mayor vendedor de vehículos eléctricos en Estados Unidos. Un plan que pretende alcanzar en 2025 gracias a una inversión de 6.600 millones de dólares, la mayor en sus 113 años de historia, en su estado natal de Michigan.

 

Buena parte de esa inversión, USD 4.000 millones en concreto, estará destinada en su planta de Orion Assembly a la fabricación de camionetas eléctricas, tipo "pick-up". Mientras que los otros USD 2.600 millones se utilizarán en una nueva planta de baterías que pretende comenzar a operar en 2024. 

 

Por otro lado, GM también anunció una inversión adicional de USD 510 millones en dos plantas de ensamblaje en el área de Lansing, Michigan, enfocada a vehículos no eléctricos.

 

La compañía ha indicado que esta inversión provocará, además de 4.000 nuevos puestos de trabajo, la construcción de un millón de vehículos eléctricos para 2025. Desde su planta de Orion planean producir un total de 360.000 nuevas unidades, mientras que desde Factory Zero esperan otras 270.000. A estas plantas habría que sumarles las de Tennessee, Canadá y México.

 

"Tendremos los productos, la capacidad de celdas de batería y la capacidad de ensamblaje de vehículos para ser el líder en vehículos eléctricos a mediados de la década", aseguró la directora ejecutiva de General Motors, Mary Barra, en un comunicado.

 

El objetivo es que en 2030 el 50% de su producción en EEUU corresponda a vehículos eléctricos

Con estas y otras inversiones anunciadas recientemente por la compañía, destinadas principalmente a la producción de baterías y a la transformación de sus factorías, el objetivo es que en 2030 el 50% de su capacidad productiva en Norteamérica corresponda a vehículos eléctricos.

 

Todo este esfuerzo obligará a la compañía estadounidense a ponerse las pilas en solo tres años si quieren aspirar al trono de Tesla. Chevrolet, propiedad de GM, vendió menos de 25.000 unidades de vehículos eléctricos el año pasado, ocupando el tercer puesto; por detrás de Ford, que vendió 27.140 unidades de su Mustang Mach-E; y de Tesla, que entregó 936.172 unidades en EEUU.