Propiedades|21 de julio de 2021

Oxford Economics: "Los precios de las casas están sobrevalorados"

El incremento en los precios de las casas parece no tener techo. Analizamos la tendencia global y las causas que podrían explicar el fenómeno.

Por Simón Salas Seeber

 

La sensación de que adquirir una propiedad es cada vez más difícil está lejos de ser tan solo un sentimiento local.

 

El equipo de investigación de Oxford etiquetó a los Países Bajos, Canadá, Suecia, Alemania y Francia como los mercados inmobiliarios más arriesgados, basándose en las tendencias a largo plazo y en la relación precio/alquiler. En el informe, estimó que los precios en 14 economías avanzadas han subido un 43% en 10 años.

 

Las viviendas estadounidenses experimentaron en abril el mayor aumento de precios en más de 30 años, mientras que las del Reino Unido registraron en el mismo mes la mayor subida en casi dos décadas.

 

La tendencia no parece frenar: los analistas de Oxford declaran que "el precio medio de la vivienda en el Reino Unido aumentará alrededor de un 21% en los próximos cuatro años", mientras que en Estados Unidos se espera que los precios de la vivienda suban un 12% este año -además de la subida del 11% del año pasado- y que aumenten al menos un 6% en 2022, un periodo de revalorización que recuerda al de 2004 y 2005.

 

Algunas de las razones que motivan estos aumentos en ambos mercados son los bajos tipos de interés de las hipotecas, la fuerte demanda de propiedades de mayor tamaño en los suburbios y la escasez de oferta han sido algunos de los factores que han impulsado el alza.

 

Conspiración o realidad

Una teoría que se podría calificar como "conspirativa" sostiene que el verdadero motivo que impulsa el aumento de precios de las viviendas es que están siendo compradas por los gobiernos y fondos de pensiones a cualquier valor. En abril de este año, se publicó un artículo en el Wall Street Journal titulado "Si vende una casa hoy en día, el comprador podría ser un fondo de pensiones". 

 

El reporte desató la polémica, ya que se sugiere que hay ciertos inversores que, en busca de rentabilidad, están comprando viviendas familiares, compitiendo con los estadounidenses y haciendo subir los precios. ¿Por qué comprarían casas a precios más altos que los de mercado? Los foristas argumentan que eso es algo que "tu y yo no podemos hacer, pero ellos están al frente de la reserva federal, y se financian con un flujo interminable de dinero fiduciario recién creado".

 

Lo que le quita el sueño a los ciudadanos es que estos grandes inversores o fondos, entre los cuales figura BlackRock, empiecen a competir directamente con los civiles por las casas, cuando la ventaja que competitiva que tienen los fondos es incalculable. Si esta tendencia se confirma, los más pesimistas temen que en un futuro no quede otra opción que alquilar y directamente descartar la idea de poder comprar una casa.

 

La firma de consultoría Houston comentó: "La oferta limitada de viviendas, los bajos tipos de interés, la búsqueda de rentabilidad a nivel mundial y lo que llamamos la institucionalización de los inversores inmobiliarios han sentado las bases para otra burbuja de precios de la vivienda impulsada por los inversores especulativos"

 

Resulta los inversores institucionales de hoy buscan el valor que sólo la sostenibilidad de la alta tecnología, la buena gobernanza y el impacto social pueden aportar. La firma de Larry Fink (BlackRock) le comentó a sus clientes que planean duplicar la cifra de inversiones en el sector de ESG (Environmental, social and corporate governance, por sus siglas en inglés) en el período de 5 años.

 

En el Reino Unido sucede algo similar: Lloyds Banking Group comunicó que planea convertirse en un gran arrendador privado en su búsqueda de nuevas fuentes de ingresos en una época de bajos tipos de interés. La iniciativa, conocida internamente como "Project Generation", consistirá en comprar y alquilar viviendas nuevas y existentes en todo el Reino Unido, y pretende tener sus primeros inquilinos a finales de este año.

 

El tema es delicado y la polémica, silenciosa. Recomendamos seguir investigando el tema y estar prevenidos.