Internacional|18 de marzo de 2021

La pandemia y el impulso global del comercio electrónico

La UNCTAD, el principal órgano para el análisis sobre Comercio y Desarrollo de la Organización de las Naciones Unidas, publicó un informe en el que resaltó el punto de inflexión que significó el 2020 en el ecommerce.  

Por Leandro Rampoldi

 

La pandemia que generó el virus del coronavirus aceleró, entre otras cosas, la migración hacia el mundo digital. Mientras algunos hábitos mutaron o se volvieron obsoletos, algunos otros como las compras en líneas se transformaron -casi por obligación- en casi una necesidad básica. 

 

En ese contexto, la Conferencia de las Naciones Unidas sobre Comercio y Desarrollo (UNCTAD), uno de los principales órganos de la Organización de las Naciones Unidas, publicó un informe en el que resaltó el punto de inflexión que significó la pandemia en el auge global del comercio electrónico. 

 

El Fondo Monetario Internacional (FMI) viene advirtiendo desde el inicio de la pandemia sobre los efectos adversos que dejará el paso del virus en las economías del mundo. Recientemente, el organismo dirigido por Kristalina Gueorguieva informó que, para el final de 2022, el ingreso per cápita acumulado para las economías avanzadas y en desarrollo será muy inferior a las proyecciones esperadas.

 

Si bien la entidad proyectó un crecimiento del PIB mundial de 5,5% para este año y de 4,2% para 2022, el organismo, que se mostró cauteloso, señaló que la recuperación será larga e incierta.

 

En ese contexto, con una contracción de 3,5% en el 2020 para la  economía global, el comercio electrónico y digital fue uno de los grandes ganadores del 2020.

 

A medida que las cuarentenas se convirtieron en la nueva normalidad, las empresas y los consumidores tuvieron que digitalizarse cada vez más, proporcionando y comprando más bienes y servicios en línea.  Según el informe, esto aumentó la participación del comercio electrónico en el comercio minorista mundial del 14% en 2019 a aproximadamente el 17% en 2020.

 

Isabelle Durant, secretaria general interina de la UNCTAD, aseguro sobre el proceso de convergencia del ecommerce: "Las empresas y los consumidores que pudieron 'digitalizarse' han ayudado a mitigar la recesión económica causada por la pandemia".

 

Y agregó: "También han acelerado una transición digital que tendrá un impacto duradero en nuestras sociedades y vidas diarias, para lo cual no todos están preparados. Los países en desarrollo no solo deben ser consumidores, sino también actores activos y, por lo tanto, productores. de la economía digital ".

 

Algunos números

El documento de la UNCTAD destacó que 50% de los consumidores espera seguir comprando más a menudo en línea que antes. Además, el 40% aseguró que gastarán más
tiempo en el servicio de entretenimiento en línea. 

 

Si bien el comercio electrónico fue bien recibido por gran parte del mundo, algunas consumidores de economías emergentes están quedando relegadas. 

 

Para los casos positivos, el informe puso como ejemplo al gigante de Latinoamérica, Mercado Libre. Según el estudio, la empresa del argentino Marcos Galperin vendió el doble de artículos por día en el segundo trimestre de 2020 en comparación con el mismo período del año anterior.

 

Por otro lado, en China también las ventas minoristas aumentaron del 19,4% al 24,6% entre agosto de 2019 y agosto de 2020, según el informe.

 

En ese sentido, el relevamiento de datos del órgano de Organización de las Naciones Unidas señaló que es probable que la tendencia hacia la adopción del comercio electrónico observada en 2020 se mantenga durante la recuperación de la economía.

 

"Los países que aprovechan el potencial del comercio electrónico estarán en una mejor posición para beneficiarse de los mercados globales para sus bienes y servicios en esta economía en proceso de digitalización, mientras que aquellos que no lo hagan corren el riesgo de quedarse aún más atrás", dijo Shamika N. Sirimanne, director de tecnología y logística de UNCTAD. 

 

E-commerce en Argentina

La Cámara Argentina de Comercio Electrónico (CACE) comunicó el mes pasado que el comercio electrónico nacional creció un 124% respecto al año anterior y registró una facturación de $905.143 millones de pesos.

 

El documento, que fue confeccionado por la consultora Kantar Insights, informó que dentro del contexto de la cuarentena muchos consumidores realizaron sus compras por primera vez a través de las plataformas de comercio electrónico.

 

En ese sentido, el informe publicó que se observó una maduración del canal online, el cual registró una suma de más de 1.284.960 nuevos compradores, sumando un total de 20.058.206 compradores online.

 

El informe de la CACE también destacó que durante el pasado año se vendieron 251 millones de productos, lo que representó un aumento de 72% respecto del año anterior.  Esto se dio a través de 164 millones de órdenes de compra (un 84% más que en 2019). Además, el ticket promedio de compra fue de $5.519, según resaltaron desde la Cámara.