Campo|31 de agosto de 2021

Exportación de carne: Extendieron las restricciones ¿Cómo afecta al sector?

La interminable guerra entre el Gobierno y el campo continúa. En un escenario turbado por las elecciones, la situación se tensa cada vez más.

Por Simón Salas Seeber

 

El Gobierno Nacional finalmente decidió extender las restricciones a la exportación de carne y esto generó aún más rechazo en el sector agropecuario..

 

Hoy, 31 de agosto, vencía el decreto que limita la venta de carne vacuna al exterior y el Gobierno debía optar por renovar la decisión o derogarla. A través de una Resolución Conjunta de los Ministerios de Desarrollo Productivo y de Agricultura, Ganadería y Pesca, publicada hoy en el Boletín Oficial, el Poder Ejecutivo optó por estirar las trabas hasta el 31 de octubre.

 

En el Boletín, se sostuvo que "en materia de precios, el impacto de las medidas que limitaron la venta al exterior de manera temporal ha comenzado a mostrar resultados positivos. Tras DOS (2) meses de vigencia, los precios se estabilizaron e incluso mostraron cierta retracción en distintos eslabones de la cadena".

 

No dejaron de reconocer que esta es una solución estrictamente de corto plazo: "si bien la solución estructural a la tensión entre mercado externo y mercado interno se vincula con medidas que permitan aumentar la producción, en el corto plazo la herramienta de limitar las ventas al exterior es indispensable para garantizar el acceso de las y los argentinos a la carne vacuna frente al fuerte aumento de los precios a las y los consumidores".

 

Más de uno ya asegura que esto dejará de ser así una vez que pasen las elecciones.

 

Jorge Chemes, presidente de Confederaciones Rurales Argentinas (CRA), adelantó que "no hay ninguna duda de que vamos a tener pedidos y una presión de parte de los productores para que vayamos a una medida de protesta muy profunda. Creo que va a generar una complicación mayor del clima que ya vivimos. Se vive una situación tensa entre el sector productor y el Gobierno".

 

Mauro Mazza, economista y analista financiero en Bull Market Brokers, sostuvo que "la extensión era algo predecible, y ni en octubre ni en el futuro de cercano esto cambiará. Al Gobierno solo le interesa que los precios del mercado de Liniers se hayan estabilizado"

 

La Sociedad Rural Argentina (SRA) estimó una pérdida de 8 millones de dólares diarios por estos cupos, lo que resulta en más de 1.000 millones de dólares los perdidos en estos 135 días de cepo.

 

Los más perjudicados por estas medidas fueron los productores, que acumularon unas pérdidas de 411 millones de dólares, mientras que en los frigoríficos las mismas alcanzaron los 165 millones.

 

El economista no cree que esto tenga un final feliz:

 

El argentino sigue consumiendo carne, si bien cada vez menos, lo sigue haciendo mientras la oferta no crece porque cada 4 años rompen esta cadena de producción, así logras cierto equilibrio que permite que el sistema de control implosione. Ya sabemos como esto terminará en unos meses, probablemente con una disparada del precio de la carne en Liniers por la escasez de oferta cuando entremos en el verano.

 

Por su parte, opina que es un momento propicio para los representantes del campo de "presentar batalla": "la Mesa de Enlace vuelve a tener una oportunidad más sobre este asunto. El Gobierno, poniéndole límites de 60 días a la exportación, le renueva al campo la oportunidad de hacerse oír". 

 

Luego de la reunión celebrada hoy en Santa Fe, el presidente de la Sociedad Rural Argentina, Nicolás Pino, avisó que “hoy comienza nuestra lucha para expresar el malestar y rechazo a la medida. No se cuánto tiempo durará todo esto, pero seguramente va a terminar en una medida de fuerza y en un cese de comercialización”.

 

La Mesa de Enlace no dudó en comentar que "no descartamos ningún tipo de medidas, como sería un paro". A su vez, no creen que la medida sea prolongada pero sí será un mensaje "contundente y claro".