Petróleo|07 de marzo de 2022

El petróleo no tiene límites y podría llegar a USD 200

Ante la suba del petróleo, los operadores europeos ya comenzaron a comprar opciones de compra a USD 200 por barril.

Por Gonzalo Andrés Castillo

El precio del petróleo se acelera al alza cada día más. En solo cinco jornadas, creció más de un 27% y se posicionó cómodamente por encima de los USD 117 por barril, alcanzando valores que no se veían desde el 2008. Ante este escenario, los operadores de Europa ya comenzaron a especular con la continuación de la tendencia alcista mediante la compra de opciones.

 

Este lunes, según datos de ICE Futures Europe, se operaron más de 1.200 contratos de opciones de compra (Call) sobre futuros de Brent de mayo a USD 200. Estas opciones vencen a finales de marzo, lo que quiere decir que hay participantes del mercado vislumbrando un fuerte incremento del combustible para esa fecha.

 

Es importante recordar que la compra de opciones Call es una estrategia alcista, ya que el comprador adquiere el derecho de comprar un determinado activo a un precio pactado que es menor al que proyecta en el futuro cercano.

 

Al mismo tiempo, las opciones Call de USD 150 por barril de petróleo para el contrato de Brent de junio se duplicaron desde el viernes, mientras que el costo de las opciones con base de USD 180 aumentó más de un 110%.

 

Como se puede observar, el mercado está especulando con una fuerte suba del petróleo. Si bien esto no quiere decir que la cotización vaya a efectivamente crecer en tal magnitud, lo cierto es que se trata de un dato a considerar.

 

Este feroz crecimiento del commodity se debe a que el mercado continúa temiendo que el suministro se vea interrumpido luego de las sanciones a los bancos rusos en medio del conflicto bélico con Ucrania.

 

Debido a que no existen muchas alternativas para diversificar, cualquier clase de interrupción en las exportaciones de energía de Rusia afectaría gravemente a Europa y causaría una crisis energética.

 

El problema de que el petróleo continúe creciendo a este ritmo es que podría generar un grave shock inflacionario y una fuerte caída de la economía internacional.

 

JP Morgan proyectó que un aumento de precio hasta los USD 150 detendría la expansión global y haría que la inflación creciera hasta más del 7%, más del triple de lo previsto por la mayoría de los responsables de la política monetaria.

 

En cuanto al crecimiento económico, Mark Zandi, economista jefe en Moody´s, explicó que, por cada aumento de USD 10 del barril, se reduce 0,1% la expansión de la economía internacional al año siguiente.