Empresas|18 de noviembre de 2022

Twitter: Renuncias masivas preocupan a Elon Musk y hay rumores sobre un cierre permanente

El nuevo dueño de Twitter le había dado a los empleados un plazo máximo para decidir si se iban o se quedaban para construir un “Twitter 2.0".

Por Francisco Cotti

 

El día miércoles, Elon Musk dio a los empleados que quedaron bajo contrato menos de 36 horas para que se marcharan o se comprometieran a construir “un Twitter 2.0 rompedor”. “Los que se marchen recibirán los tres meses de indemnización por despido”, dijo. La medida la planteó como una forma de hacer que la empresa fuera lo más competitiva posible, aunque también supuso una oportunidad para recortar aún más los costos y limpiar la empresa de trabajadores descontentos.

 

La renuncia o despidos de tantos empleados en un periodo tan reducido ha suscitado dudas sobre cómo seguirá funcionando Twitter de forma eficaz. Aunque Musk ha incorporado a algunos ingenieros y directivos de otras empresas suyas, muchos de ellos apenas están aprendiendo el funcionamiento del servicio de redes sociales.

 

Luego de la noticia de que cientos de empleados anunciaron su renuncia a Twitter en respuesta al ultimátum de Elon Musk de que se comprometan a “trabajar duro" para construir Twitter 2.0 o se vayan, distintos medios especializados se hicieron eco de un comunicado de la empresa en el que informa que los edificios de oficinas del gigante de las redes sociales están "cerrados temporalmente" y el acceso a la credencial de empleados "está suspendido".

 

Rápidamente, la novedad comenzó a circular por redes sociales, donde dominó el caos ante un posible cierre definitivo de la compañía. La noticia se hizo viral y #RIPTwitter se convirtió en un hashtag de tendencia mundial.

 

La decisión del cierre temporal de las oficinas responde al temor de Elon Musk y su equipo respecto a un posible sabotaje contra la empresa. En paralelo, el medio The Verge informó que el éxodo de empleados podría ser catastrófico para la compañía, ya que no podrían hacer frente a las tareas básicas con el personal restante.

 

Según informó dicho medio, los empleados que aún continúan en la empresa y aquellos que informaron que no continuarán manifestaron que es posible que la empresa comienza a "colapsar" debido a la partida de ingenieros históricos.

 

"Parece que todas las personas que hicieron que este lugar fuera increíble se están yendo", dijo el miembro del personal de Twitter. "Será extremadamente difícil para Twitter recuperarse de aquí, sin importar cuán duros intenten ser las personas que quedan", agregó.

 

"Y así, después de 12 años, he dejado Twitter. No tengo nada más que amor por todos mis compañeros tuiteros, pasados y presentes. Mil caras y mil escenas pasan por mi mente en este momento: te amo Twitter y siempre sangraré azul", publicó un empleado de Twitter en su perfil de la red social.

 

Hasta el momento, el equipo del magnate está tratando de averiguar cuántos trabajadores de Twitter necesitan para cortar el acceso. Aquellos empleados que decidieran no continuar en el proyecto Twitter 2.0 debían anunciarlo antes de este jueves y en consecuencia recibirían una indemnización de tres salarios.

 

Algunos de los empleados que decidieron no continuar cuestionaron las presiones del empresario más rico del mundo. "No quería trabajar para alguien que nos amenazó por correo electrónico varias veces diciendo que 'solo los tuiteros excepcionales deberían trabajar aquí' cuando ya trabajaba entre 60 y 70 horas semanales", dijeron a la BBC.

 

Comunicado de la empresa

Con efecto inmediato, estamos cerrando temporalmente nuestros edificios de oficinas y se suspenderá todo el acceso con credencial. Las oficinas reabrirán el lunes 21 de noviembre. Gracias por su flexibilidad. Continúe cumpliendo con la política de la empresa al abstenerse de discutir información confidencial de la empresa en las redes sociales, con la prensa o en cualquier otro lugar. Esperamos trabajar con usted en el emocionante futuro de Twitter.