Empresas|23 de mayo de 2022

Alibaba: ¿Oportunidad o una eterna promesa?

La empresa tiene números que podrían indicar una gran oportunidad, pero la política y situación en China no deja que el precio se dispare.

Por Francisco Cotti

 

Alibaba ha sido una de las empresas pioneras en el comercio electrónico a nivel global y especialmente, en China. Con un volumen de comercio envidiado por todas y con operaciones que priorizan la innovación, por muchos años fue una de las protagonistas en cuanto al rubro. Sin embargo, en el último año ha sido de las que más a sufrido, junto con otras empresas chinas,  debido a su directa exposición a la regulación y política del país asiático.

 

¿Oportunidad de Inversión?

Alibaba, a pesar una empresa de crecimiento por su continua innovación, también ha sido considerada desde hace unos años como una empresa segura y legítima, donde uno suele poner su capital y se asegura una buena rentabilidad en el tiempo. Además de ser confiable y tener buena reputación, tanto en China como a nivel global, posee reglas y regulaciones estrictas que mantienen seguras a las transacciones de la plataforma.

 

Sin embargo, en el último tiempo hemos visto una gran caída en su precio y poco tiene que ver con los resultados o el funcionamiento de la empresa misma. Una política china "antimonopolio" y continuas políticas económicas que afectaron la confianza de los inversores en Wall Street fueron las principales razones detrás de las continuas bajas en su precio.

 

Por este motivo, muchos analistas señalan que puede ser una buena oportunidad de inversión en el largo plazo. Muchos de ellos señalan que tiene una infravaloración del 42%, y que China ha presentado un plan para terminar con el confinamiento por el covid-19, lo que ha generado mayor confianza en la firma entre los inversores y puede ser un impulsor en el corto plazo.

 

Puntos a favor

Entre los puntos a favor de Alibaba podemos señalar los siguientes:

  • La amplitud de sus operaciones, no sólo en el mercado Chino.

     

  • Posee una participación del 58% en el mercado asiático.

     

  • Mantiene buenas relaciones con sus socios e inversores.

     

De hecho su alcance no es solo a proveedores y consumidores, sino que también abarca a vendedores de terceros, sistemas financieros, plataformas evolutivas y soluciones de almacenamiento y de nube eficaces, lo que hace que el grupo sea especialmente atractivo.

 

Puntos en contra

Si analizamos los puntos en contra tenemos:

  • Su modelo de negocio que no limita el número de vendedores, lo que conlleva a una competencia atroz. Pudiendo perder vendedores en su plataforma.

     

  • Tiene un elevado nivel de descuentos, lo que obliga a los vendedores a vender sus productos a bajos precios. Lo que impacta sobre la rentabilidad de su negocio.

     

  • La política gubernamental.

     

Qué opinan los analistas

Los 48 analistas que siguen a Alibaba en un plazo de 12 meses, poseen un precio objetivo promedio de USD 162.91 dólares, un precio máximo en los USD 275.49 dólares y un precio mínimo en los USD 74.86 dólares. Al cierre del viernes la empresa cotizaba en los USD 86.79 dólares. De las 27 calificaciones que posee, 21 son recomendaciones de compra.

 

Cómo podemos ver, el valor podría recuperarse porque cotiza a una relación precio/beneficio de 12, a pesar de que los obstáculos a corto plazo como el cierre en China por el covid no favorecerán cambios en el precio. Según las expectativas, Alibaba podría recuperarse al menos a los USD 150 dólares a finales de año.

 

A su vez, para su actual año fiscal 2022, se espera que gane USD 7.79 dólares por acción, un 22% menos que en 2021. Pero se espera que el crecimiento aumente en 2023, un 10% más a USD 8.59 dólares.

 

¿Cómo ha cotizado en estos primeros cinco meses del año?

El valor de la empresa se ha derrumbado un 50% en lo que va del año, en medio de una desaceleración de la empresa debido a la represión regulatoria por el gobierno chino y políticas de "Covid 0". Además las acciones parecen baratas y los inversores aprovechan esta oportunidad para entrar en la empresa. Incluso la firma ha subido un 9% desde principios de año. Charlie Munger, socio de Warren Buffet, compró acciones en el último trimestre y asegura que es una buena oportunidad teniendo en cuenta el ratio riesgo/beneficio que implica.