Internacional|01 de junio de 2021

Georgieva: "No habrá una recuperación generalizada sin que se ponga fin a la crisis sanitaria"

La directora gerente del Fondo Monetario Internacional (FMI) afirmó hoy que un nuevo compromiso para la equidad de las vacunas por un valor estimado de US$ 50.000 millones, pondrá fin a la pandemia en el mundo, acelerará la recuperación económica y generará unos 9 billones de dólares en producción mundial adicional para 2025.

Por redacción

 

La directora gerente del Fondo Monetario Internacional (FMI), Kristalina Georgieva, afirmó hoy que un nuevo compromiso para la equidad de las vacunas por un valor estimado de US$ 50.000 millones, pondrá fin a la pandemia en el mundo, acelerará la recuperación económica y generará unos 9 billones de dólares en producción mundial adicional para 2025.

 

Georgieva, mediante un artículo publicado en la web del FMI, se sumó al "nuevo compromiso" para trabajar por una distribución más equitativa de las vacunas contra el coronavirus en todo el mundo que propusieron los responsables de la Organización Mundial de la Salud (OMS), la Organización Mundial del Comercio (OMC), el Banco Mundial y el FMI.

 

"Con un valor estimado de 50.000 millones de dólares, pondrá fin a la pandemia más rápidamente en el mundo en desarrollo, reducirá las infecciones y la pérdida de vidas, acelerará la recuperación económica y generará unos 9 billones de dólares en producción mundial adicional para 2025", explicó Georgieva.

 

La titular del FMI explicó que esa iniciativa será "una victoria para todos", al detallar que mientras que alrededor del 60% de las ganancias se destinará a los mercados emergentes y las economías en desarrollo, el 40% restante beneficiará al mundo desarrollado".

 

Desde los aspectos económicos y financieros de la iniciativa, Georgieva destacó "se requiere financiamiento adicional para los países de ingresos bajos y medios, con una proporción muy significativa en forma de donaciones y financiamiento concesional".

 

"Para recibir urgentemente más inyecciones -agregó- las dosis deben ser donadas inmediatamente a los países en desarrollo sincronizadas con los planes nacionales de implementación de vacunas, incluso a través de Covax". En el mismo sentido, señaló que también es necesaria la cooperación en el comercio para garantizar flujos transfronterizos libres y un mayor suministro de materias primas y vacunas acabadas.

 

En lo productivo de las vacunas, significa "invertir en capacidad adicional de producción de vacunas en al menos mil millones de dosis, diversificar la producción a regiones con poca capacidad actual, compartir tecnología y conocimientos, ampliar la vigilancia genómica y de la cadena de suministro". Además. entendió, "deben eliminarse todos los bloqueos a la expansión de la oferta, y pedir a los miembros de la OMC que aceleren las negociaciones hacia una solución pragmática en torno a la propiedad intelectual".

 

Sobre el financiamiento de programa, Georgieva afirmó que "de los $50 mil millones, hay un caso sólido para subvenciones de al menos $35 mil millones". "Los gobiernos del G20 han enviado señales positivas, reconociendo la importancia de proporcionar alrededor de $22 mil millones en fondos adicionales para 2021 al ACT-Accelerator", reconoció.

 

Así, se necesita una financiación adicional de unos 13.000 millones de dólares para impulsar el suministro de vacunas en 2022 y ampliar aún más las pruebas, la terapéutica y la vigilancia. "El resto del plan de financiamiento general, alrededor de $ 15 mil millones, podría provenir de gobiernos nacionales apoyados por bancos multilaterales de desarrollo, incluida la facilidad financiera de $12 mil millones del Banco Mundial para la vacunación", reseñó.

 

Sobre la magnitud del esfuerzo, concluyó: "Invertir $50 mil millones para poner fin a la pandemia es potencialmente el mejor uso del dinero público que veremos en nuestras vidas".