BlockchainAmérica|23 de noviembre de 2022

El Salvador va por más en las criptomonedas, ahora propone criptobonos

La controvertida iniciativa está avivando las preocupaciones sobre la solvencia de la nación, mientras parte de la ciudadanía rechaza aun fervientemente el uso de la criptomoneda.

Por Adrián Roque Moreno

Redactor. Economista.

 

El gobierno de El Salvador, el primer país del mundo en adoptar el Bitcoin como moneda de curso legal, envió al Congreso una iniciativa de ley para hacer viable la emisión de bonos de inversión en esa criptomoneda.

 

La cámara de diputados, de mayoría oficialista, informó la noche del martes que recibió el proyecto gubernamental, denominado "Ley de emisión de activos digitales", que busca regular la oferta de esos bonos a inversores nacionales y extranjeros.

 

La propuesta se presenta un año después que el presidente Nayib Bukele anunció el lanzamiento de unos "bonos volcán" por 1,000 millones de dólares para financiar el proyecto "Bitcoin city", que implica la construcción de una ciudad en la costa oriental salvadoreña basada en la criptodivisa.

 

Entonces, el mandatario anunció que los bonos estarían listos a principios de este año y que se denominaban así en honor a los 170 volcanes del país, que además permiten la generación de energía geotérmica que sustenta proyectos de minado del Bitcoin.

 

En marzo, el ministro de Hacienda, Alejandro Zelaya, dijo que el retraso en el plazo inicial anunciado por Bukele para su lanzamiento se debió al clima de inestabilidad derivado de la guerra entre Rusia y Ucrania.

 

La iniciativa de ley busca crear la Agencia Administradora de Fondos Bitcoin (AAB) para supervisar, resguardar e invertir los fondos obtenidos en las ofertas de activos digitales, y la Comisión Nacional de Activos Digitales para tutelar las emisiones de los bonos bitcoin, dice la propuesta.

 

El Salvador, que tiene un elevado endeudamiento externo y depende en gran medida de las remesas del extranjero, sobre todo de Estados Unidos, adoptó la criptodivisa como moneda de curso legal en septiembre de 2021 a propuesta de Bukele, que justificó la medida como una vía para llevar prosperidad al país.

 

Hasta el momento, su Gobierno ha adquirido 2,392 bitcoins pagando unos 107 millones de dólares, de acuerdo a estimaciones privadas. Hoy, tras el derrumbe de su cotización, esas criptomonedas valen un 63% menos.

 

Sin embargo, la controvertida iniciativa está avivando las preocupaciones sobre la solvencia de la nación en medio de conversaciones estancadas con el Fondo Monetario Internacional sobre financiamiento para ayudar a reducir un déficit presupuestario.