Ahorro|04 de mayo de 2022

Cuatro tips para alcanzar la libertad financiera antes de los 50

Retirarse siendo todavía joven solo será posible siguiendo una serie de recomendaciones de ahorro e inversión.

Por Gonzalo Andrés Castillo

 

Alcanzar la libertad financiera, ese estado en el cual podremos disfrutar de la vida sin trabajar gracias a los ingresos pasivos y/o el alto patrimonio, no es imposible, siempre y cuando se contemplen y sigan algunos consejos de ahorro e inversión básicos pero eficaces.

 

Realizar una correcta proyección

Lo primero que hay que hacer para alcanzar la libertad financiera en una edad temprana es realizar una correcta proyección económica. ¿Cuál será nuestro costo de vida? ¿Qué gastos fijos y variables tendremos? ¿Cuánto dinero por mes necesitaremos?

 

Evidentemente, contestar con exactitud todas estas preguntas con varios años o décadas de anticipación es extremadamente difícil, pero al menos hay que tener una noción general basándonos en el estilo de vida actual y sumando los efectos de la inflación.

 

Buscar diversas fuentes de ingresos

Por otro lado, es importante tratar de gozar de diversas fuentes de ingresos, ya sea mediante varios empleos o armando diferentes negocios. Atarnos a una única alternativa no solo será muy riesgoso por la baja diversificación, sino que también será poco rentable, generalmente.

 

Por lo tanto, hay que intentar innovar y hacer un sacrificio extra de tiempo y energía para que los ingresos mensuales se incrementen lo máximo posible, lo que ayudará a potenciar el siguiente punto: el ahorro.

 

Ahorrar lo máximo posible

Para alcanzar la libertad financiera cuanto antes, hay que ahorrar, y mucho. Tal vez no sea lo más satisfactorio prescindir de cenar con amigos todos los fines de semana o no contar con todos los servicios de streaming del momento, pero en el largo plazo el esfuerzo dará sus frutos.

 

Cuanto más incrementemos nuestra capacidad de ahorro, más capital tendremos disponible para generar beneficios que actuarán como reemplazo del sueldo. Afortunadamente, existen numerosas técnicas de ahorro que permiten crear un hábito potente y sostenible.

 

Invertir a largo plazo

Por último, es totalmente necesario invertir a largo plazo armando una cartera que esté compuesta por activos que sean compatibles con el perfil de cada uno. Si bien todo depende de la edad y de la tolerancia al riesgo, para alcanzar la libertad financiera, suponiendo que arranquemos con varias décadas de anticipación, una combinación de acciones de crecimiento y bonos de alto rendimiento será perfecta.

 

Lo importante es estimar cuánto pueden rendir esas inversiones en el futuro y verificar si el retorno alcanza para suplantar al sueldo. De ser así, quiere decir que la estrategia está marchando a la perfección.