Mercado|05 de abril de 2021

Situación actual de la renta fija

Por BDI Consultora

Asesoría financiera

 

Para los instrumentos de la renta fija, el mes de marzo fue un mes complicado, pero  veamos cómo nos fue desde la nota titulada Los bonos del momento.

 

A principio de febrero mencionamos como alternativas a los bonos que ajustan por CER (TX24 y TX26) y BADLAR (PMJ21 y PBY22), veamos qué paso con cada uno de estos y cómo continuar de cara al futuro.

 

El 9 de marzo se dio a conocer la noticia de que el INDEC planea realizar una modificación a la hora de medir el IPC a partir del 2022, lo que afectó negativamente a los Bonos que ajustan por CER, que forman parte del tramo medio de la curva. Así mismo, dichos instrumentos nos rindieron por encima de la inflación que fue superior al 7% en dicho periodo.

 

De cara al futuro, seguiríamos una parte en este tipo de instrumentos, pero de los que tienen un vencimiento más corto, ya que los mismo van a ser menos sensible y volátiles de cara al cambio del IPC, como lo pueden ser el TX21 (el cual hoy en día tiene un rendimiento negativo respecto a la inflación, pero al vencer en agosto de este año es mucho menos volátil) y el TX22.
 

 

 

Por el lado de los bonos que ajustan por BADLAR, si anualizáramos sus rendimientos, ambos en el período analizado estarían por encima del 50%, haciendo que cumplamos con el objetivo de ganarle al plazo fijo y de mitigar la pérdida del poder adquisitivo por la inflación.

Si seguimos pensando que la inflación va a ser alta y que el dólar se va a mantener quieto al menos hasta las elecciones, sería lo ideal seguir pensando en estas alternativas con buenos rendimientos en pesos.
 

 

 

Como conclusión, vemos una curva todavía invertida debido a la gran incertidumbre sociopolítica actual. Como siempre, la mejor alternativa de inversión es en la formación financiera para tomar mejores decisiones.