Mercado|22 de febrero de 2021

Petrobras cae 16% en su premarket

Brasil cae arrastrado por el cambio de directorio de Petrobras impulsado por Jair Bolsonaro.

Por Facundo Velastiquí

 

(NOTICIA EN DESARROLLO) - Petrobras (NYSE: PBR) inició su semana marcando una fuerte caída en su premarket, con registros de hasta -16% antes de su apertura y cayendo un 7,12% el viernes para finalizar la rueda semana.

 

El nominado del presidente brasileño Jair Bolsonaro para liderar Petrobras (NYSE:PBR) dijo el sábado que la petrolera estatal necesita encontrar "equilibrio" en los precios de los combustibles, considerando el impacto sobre accionistas, inversores, comerciantes y consumidores.

 

Joaquim Silva e Luna, un general retirado de las fuerzas armadas y exministro de Defensa a cargo de la hidroeléctrica Itaipu en la frontera con Paraguay y Argentina desde 2019, fue designado el viernes para ser el próximo presidente ejecutivo de Petrobras.

 

Bolsonaro ha criticado a Roberto Castello Branco, por ahora jefe de la petrolera estatal, por ignorar las quejas de camioneros tras el alza de 15% en los precios del diésel este mes, en línea con el aumento de los valores de los combustibles en el mercado internacional.

 

Las acciones de Petrobras se desplomaron el viernes debido a la creciente preocupación de los inversores por una interferencia política en la fijación de los precios, que han generado miles de millones de dólares en pérdidas en la última década.

 

 

"Necesitamos encontrar un equilibrio, considerando al accionista, el mercado, los precios del petróleo, la moneda, así como las personas, porque los precios de la gasolina y el diésel tienen un impacto en toda la cadena de producción. No podemos ignorar esta realidad" - Joaquim Silva e Luna.

 

 

El mandato del actual presidente ejecutivo, Castello Branco, finaliza el 20 de marzo.

 

Elogiado por los inversores por sus esfuerzos para vender activos de bajo rendimiento y reducir la deuda, el economista formado en la Universidad de Chicago sería el segundo director de Petrobras en tres años en dejar el cargo por desacuerdos sobre los precios del combustible.

 

En 2018, el entonces CEO Pedro Parente renunció cuando el Gobierno obligó a bajar los precios del combustible, en una concesión a los camioneros en huelga.

 

Parente ha insistido en fijar los precios internos en línea con los mercados mundiales, rompiendo con una política que obligaba a Petrobras a vender combustible por debajo de la paridad internacional y que ha provocado pérdidas por 40.000 millones de dólares entre 2011 y 2014.