Internacional|29 de marzo de 2021

La OPEP+ mantendría los recortes de producción hasta mayo

A tres días de su reunión mensual, todo parece indicar que la organización volverá a extender los recortes en el bombeo para mantener estables los precios del petróleo.

Por Ezequiel Riva Roure

 

Según informaron las fuentes de la Agencia Reuters, el gobierno de Rusia estaría interesado en continuar con las limitaciones en la producción de crudo durante el próximo mes.

 

La Organización de los Países Exportadores de Petróleo y sus aliados (OPEP+) se reunirá el próximo 1 de abril con el objetivo de definir qué ocurrirá con su política de restringir la oferta del hidrocarburo.

 

Actualmente, las naciones que pertenecen a la entidad están reteniendo cerca de 8 millones de barriles por día de producción. A su vez, cerca del 12,5% de ese límite corresponde al recorte voluntario de 1 millón de barriles diarios que se ha impuesto Arabia Saudita, el miembro más importante,  que lo hizo para trasmitir un mensaje a los otros países petroleros.

 

En marzo, una gran cantidad de analistas  pronosticaban que iban a iniciar los aumentos en la producción, argumentando que lo peor de la pandemia de coronavirus ya había pasado y que el fin del invierno en el hemisferio norte iba a significar un repunte en la demanda en Europa y los Estados Unidos. Sin embargo, la OPEP+ los sorprendió a los especialistas anunciando que continuaría con las restricciones en la oferta del “oro negro”.

 

En aquel entonces, los dirigentes de la OPEP+ argumentaron que “la incertidumbre de la economía mundial” todavía era muy alta como para arriesgarse a aumentar la producción y que luego la demanda no sea suficiente.

 

Un mes después de aquella cautelosa decisión, los acontecimientos ocurridos durante marzo comprobaron que fue la medida correcta.

 

Unas semanas muy volátiles para el mercado petrolero

La contundente suba de casos que se registró en varios países de Europa durante marzo puso en alerta a los gobiernos del viejo continente y una gran cantidad de naciones, entre ellas, España, Francia, Alemania e Italia, decidieron aumentar las restricciones en la circulación para evitar la propagación del virus.

 

La extensión de las medidas de confinamiento en Europa, significó también un descenso en la demanda de petróleo por parte de las economías europeas, lo que se tradujo en una corrección del precio en los barriles que llegó al 15% desde los máximos del año.

 

Por otra parte, y con un efecto alcista,  en los últimos días, el temporal bloqueo del Canal de Suez, que paralizó  una parte de la distribución de crudo hacía Europa, generó un rebote de hasta el 8% en los valores del hidrocarburo desde el 23 de marzo.

 

Frente a toda esta volatilidad que golpeó al mercado petrolero,  es altamente probable que los países miembros de la OPEP+ vuelvan a extender los recortes en la producción, con el fin de sufrir el menor daño posible ante cualquier tipo de evento inesperado.

 

En estos momentos, el barril de petróleo Brent sube un 0,93% y se comercializa en los 64,94 dólares, mientras que el crudo de referencia en los Estados Unidos, el Texas WTI, sube un 1,17% y se negocia en los US$ 61,51.