Herramientas de inversión|10 de febrero de 2021

Cómo invertir en índices a través de ETFs

¿Cómo hago para invertir en un índice o mercado en particular?

Por Axel Cardin Poggi

Investment Strategist de Bull Market Securities

 

La semana pasada vimos cómo invirtiendo una pequeña cantidad de dinero mensualmente en el mercado americano, a través del índice S&P 500, se pueden generar grandes ganancias en el largo plazo. Ahora bien, seguramente se habrán preguntado ¿Cómo hago para invertir en un índice o mercado en particular?

 

Por suerte Wall Street inventó la solución años atrás: en enero de 1993 aparece en Estados Unidos el primer Exchange-Traded Fund (ETF) o fondo de inversión cotizado, el SPDR S&P 500 Trust ETF (SPY), que busca replicar los movimientos del índice S&P 500. Un ETF es muy similar a un fondo común de inversión, pero a diferencia de estos, cotiza en el mercado. Es decir, es comprado o vendido en la bolsa de valores y, por lo tanto, no se debe esperar a que el fondo emisor suscriba o rescate las cuotapartes al cierre del mercado.

 

La mayoría de los ETFs existentes se utilizan para replicar índices. En otras palabras, lo que hacen simplemente es invertir el dinero replicando el porcentaje correspondiente que cada acción tiene en un índice. El SPY que mencionamos anteriormente es el más conocido y el más grande con 332 mil millones de dólares bajo administración, los cuales se invierten en las 500 empresas que conforman el índice S&P 500. Podemos mencionar también a otros ETFs como QQQ, que replica al índice Nasdaq 100, que contiene a las cien empresas más importantes del sector tecnológico o el IWM que replica al índice de pequeñas empresas Russel 2000.

 

Pero los ETFs no están restringidos sólo a índices bursátiles, también se han creado cientos de índices de sectores o países que permiten invertir directamente en ellos. Así, por ejemplo, podemos nombrar al XLE que replica al sector energético, XLF que replica al sector financiero, XLRE que replica al sector del real estate, XLI que replica al sector industrial, XLV que replica al sector de salud, XLK que replica al sector tecnológico, entre otros. También encontramos ETFs que invierten en renta fija local o internacional como el AGG que invierte en el mercado de bonos americanos en su totalidad, GOVT que invierte sólo en bonos del tesoro, TLT que invierte en bonos del tesoro con vencimientos mayores a 20 años, TIP que invierte en bonos del tesoro que ajustan por inflación, LQD que invierte en bonos corporativos de grado de inversión o HYG que hace lo propio con bonos con las peores calificaciones crediticias. En el plano internacional destacan IAGG o BWX que invierten en bonos de países desarrollados, EMB que replica un índice de bonos de países emergentes, el EEM que hace lo mismo con acciones de países emergentes. Luego, hay una gran variedad de ETFs de renta variable por países como el EWZ de Brasil, EWY de Corea del Sur, INDA de la India, MCHI de China, EWJ de Japón, EWP de España o EWU del Reino Unido. Prácticamente cualquier país emergente o desarrollado tiene su ETF, incluso Argentina. Asimismo, existen ETFs de commodities como GLD del oro o SLV de la plata.

 

Ahora bien, también existen ETFs activos que ya no replican un índice, sino que son manejados de manera total o parcialmente activa, que invierten en activos según un reglamento de gestión. Allí destacan familias de ETFs como las de ARK que invierten en tecnologías específicas como la biotecnología, el 5G, la industria Fintech, la impresión 3D o la automatización y robótica. Otras familias de ETFs ofrecen exposición a la industria del cannabis, los videojuegos, el blockchain, el clouding o la ciberseguridad.

 

Más allá de su practicidad, los ETFs son muy utilizados porque facilitan el acceso a inversores minoristas a mercado o sectores de manera diversificada donde no podrían acceder con facilidad y a costos bajísimos ya que, al ser en su mayoría replicadores de índices, tienen comisiones mínimas.

 

En síntesis, los ETFs son una excelente alternativa que le permitirán a cualquier persona invertir de manera diversificada en casi cualquier país, índice, sector o tecnología que prefiera, a un costo mínimo y sin la necesidad de hacerlo con grandes cantidades de dinero. Los mencionados en esta nota son sólo una pequeña fracción de toda la oferta existente que invito a que investiguen y conozcan por su cuenta. Si bien estos instrumentos no se encuentran disponibles desde argentina, es fácil acceder a ellos con una cuenta de inversión en Estados Unidos.