Finanzas personales|30 de marzo de 2021

El mejor regalo financiero para hacerle a un hijo

No es un smartphone, tampoco una PlayStation, se trata de un instrumento financiero que se potencia con el tiempo y permite alcanzar una riqueza inimaginable.

Por Gonzalo Andrés Castillo

 

Al pensar en cuál puede ser el mejor regalo que se le puede hacer a un hijo en una ocasión especial, aparecen en la mente imágenes de dispositivos electrónicos de última generación o de viajes a lugares soñados. Sin embargo, nada de esto se compara con un poderoso instrumento financiero comprado el día de nacimiento. Estamos hablando del SPY, el ETF del índice S&P 500.

 

Qué es un ETF

Los ETFs (Exchange-traded funds) son, en simples palabras, la mezcla entre una acción y un fondo de inversión: acción porque cotiza en el mercado secundario y se puede comprar y vender al instante y fondo de inversión porque cada ETF se compone de una serie de valores que dan forma a su evolución.

 

Existen innumerables ETFs, cada uno con sus características y enfocados en distintos perfiles de inversión. Algunos replican un índice, como el famoso SPY, el cual emula el comportamiento del Índice S&P 500 o el QQQ que busca seguir la evolución del Nasdaq. Por otro lado, también existen ETFs de sectores, los cuales toman una serie de activos representativos del sector energético, bancario, tecnológico, ecológico y demás y los transforman en un fondo de inversión cotizado para que las personas puedan invertir en ellos comprando solo una unidad.

 

El mejor regalo financiero

La clave para hacerle a un hijo el mejor regalo posible consiste en colocar un monto de dinero en el SPY el día de nacimiento y dejarlo ahí por 18 años. Al cumplir la mayoría de edad, el joven recibirá todo lo acumulado a lo largo de los años. Normalmente, se suelen invertir USD 1.000, sin embargo, cuanto más dinero sea, mejor; por lo que depositar USD 10.000 puede ser una excelente alternativa. A lo largo del tiempo, teniendo en cuenta que las acciones son ineficientes en el corto plazo, pero muy eficiente en el largo, el ETF del S&P 500 retornó cerca de un 10% anual en promedio.

 

Por ejemplo, si hace exactamente 18 años un padre hubiera colocado USD 1.000 en el SPY, hoy su hijo tendría un regalo de USD 3.650. Si hubieran sido USD 10.000, hoy tendría USD 36.500. Independientemente del monto, la estrategia rindió cerca de un 265%, lo que equivale a un 14,72% anual en promedio.

 

Como se pudo apreciar, comprar el día de nacimiento de nuestro hijo el índice S&P 500 es una inteligente estrategia y un fantástico regalo.

 

Invertir en el ETF de Bitcoin desde Argentina

Si bien no es posible negociar esta clase de instrumentos en el mercado local, afortunadamente, gracias al avance de la tecnología, abrir una cuenta en una sociedad de Bolsa que opere en el exterior es sumamente sencillo. Empresas como Bull Market Securities no solo brindan atención personalizada y cercana, sino que también cuentan con plataformas amigables para que todo el público inversor pueda invertir en los principales activos del mundo, independientemente de su conocimiento y experiencia.