Economía|07 de abril de 2021

Qué pronostica JPM sobre el futuro de la economía

Jamie Dimon, el consejero delegado del mayor banco de Estados Unidos, vaticinó un repunte de país norteamericano hasta 2023. 

Por Leandro Rampoldi

 

El Fondo Monetario Internacional (FMI) estimó ayer en su  Informe de Perspectivas Económicas (WEO, por su siglas en inglés) que la economía tendrá un crecimiento proyectado del 6% en 2021 (un aumento de 0,5 puntos porcentuales) y 4,4 % en 2022 (una suba de 0,2 puntos porcentuales), luego de la contracción histórica estimada de -3,3 por ciento durante el pasado año.

 

Según la entidad, el repunte en la economía global para 2021 y 2022 se deben principalmente "a una mejora considerable para los Estados Unidos (1.3 puntos porcentuales) que se espera que crezca un 6,4 por ciento este año". 

 

En esa misma línea, JPMorgan Chase (JMP), el mayor banco de los Estados Unidos, se subió al tren del FMI y pronosticó también un importante despegue en la economía del país norteamericano. 

 

Jamie Dimon, consejero delegado del JMP, argumentó en su carta anual para los accionistas que "el mayor ahorro de los  ciudadanos estadounidenses, las políticas de expansión de la Reserva Federal y la "euforia" por el fin de la pandemia llevarán "probablemente" a un "boom" en EEUU, que podría extenderse hasta 2023.

 

"El efecto permanente de este 'boom' solo se conocerá por completo cuando veamos la calidad, efectividad y sostenibilidad de las inversiones gubernamentales", justificó Dimon. 

 

Si bien la carta tuvo un tono esperanzador, el consejero, que aseguró que Estados Unidos se convirtió en un país desgarrado y paralizado por la política, las desigualdades raciales y de ingresos, también advirtió que nuevas posibles variantes más duras del COVID-19 podrían "podrían revertir una economía en 'boom', dañar a los mercados bursátiles y reducir los tipos de interés".

 

Además, el consejero de JPM sumó sobre el cambio climático: "Necesitaremos recursos como petróleo y gas natural hasta que se puedan desarrollar unas alternativas comerciales, asequibles y bajas en carbono que cumplan con las necesidades globales energéticas".

 

Y agregó: "Abandonar a las firmas que producen y consumen esos combustibles no es una solución".

 

Plan de Biden contra el cambio climático

El presidente de los Estados Unidos, Joe Biden, quien asumió el Poder Ejecutivo del país norteamericano el pasado enero, resaltó e hizo eje de su campaña electoral la problemática del cambio climático.  El demócrata expuso en su plataforma el "Plan Biden para una revolución de energía limpia y justicia ambiental".

 

El programa del encargado de la Casa Blanca prevé una inversión de $1.7 billones de dólares durante los próximos diez años, aprovechando inversiones adicionales estatales y locales y del sector privado, para un total de más de $5 billones de dólares.

 

En ese sentido, Estados Unidos buscará lograr una economía de energía limpia al 100% y alcance emisiones netas cero a más tardar en 2050, unir al resto del mundo para enfrentar la amenaza del cambio climático y enfrentar el abuso de poder de los contaminadores que dañan de manera desproporcionada, entre otros.